19 de marzo de 2013 / 17:08 / en 4 años

ACTUALIZA 1-Renta Corp, otra inmobiliaria que solicita concurso

* Deuda total supera los 185 millones euros

* La empresa alega "tensiones de tesorería"

* SAREB, Popular, ING, principales acreedores

* Activos ascienden a 160 mlns, gran parte en suelo (Añade datos, contexto, unifica despachos)

Por Tomás Cobos y Carlos Ruano

MADRID, 19 mar (Reuters) - El grupo inmobiliario Renta Corporación se sumó el martes al largo listado de empresas del sector que no pueden atender sus deudas y anunció que ha solicitado concurso de acreedores con una deuda de más de 185 millones de euros "ante las tensiones actuales de tesorería".

"A la falta de generación de liquidez derivada de la larga duración de la crisis del mercado inmobiliario se ha unido las dificultades para encontrar financiación", dijo el grupo, que contaba con activos de 159,9 millones al final de 2012.

Renta dijo que la deuda financiera asciende a 162 millones, con la SAREB (el banco malo español), Banco Popular, ING Real Estate Finance, Deutsche Bank, SAE, Banco Caixa Geral, Caixabank, entre sus acreedores. Una fuente conocedora de las conversaciones con los bancos que el mayor acreedor es la SAREB con unos 50 millones de euros.

Además, el grupo tiene una deuda de 23 millones con Hacienda, "mientras que el resto de acreedores son minoritarios con cantidades residuales", dijo la empresa, que espera salir de la situación concursal.

"El equipo directivo de Renta Corporación, que cuenta con una plantilla de 46 trabajadores, entiende el concurso de acreedores como una etapa transitoria y seguirá defendiendo la continuidad de la compañía", dijo la empresa en una nota de prensa.

El grupo, cuyas existencias a 12 de diciembre se componían de 128 millones de euros en suelo - el activo más ilíquido del sector- y 21,7 millones en edificios, registró en 2012 un beneficio neto de 3,6 millones de euros, con unas ventas de 52,5 millones, aunque de esta cifra 36,2 millones correspondieron a entregas de activos a la banca acreedora.

Aunque al cierre de 2012 la empresa se encontraba en causa de disolución por ser su patrimonio neto inferior a la mitad de sus activos, había esquivado este extremo gracias a la decisión del Gobierno de prorrogar la normativa que impide este supuesto.

Las acciones de Renta, suspendidas debido al anuncio del grupo de que estudia la solicitud de concurso, cerraron el lunes en 0,570 euros, con una capitalización bursátil de 15,7 millones de euros. La empresa salió a bolsa en abril de 2006 a 29 euros por acción, lo que supone que ha perdido en bolsa un 98 por ciento de su valor.

Los principales accionistas de Renta Corporación -cuyo negocio se centra en la compra, rehabilitación y venta de inmuebles- son su presidente Luis Hernández de Cabanyes con un 38 por ciento y Blas Herrero con un 9,8 por ciento.

LOS ÁNGELES CAÍDOS DE LA BOLSA

Al igual que en otras compañías del sector, la refinanciación que llevó a cabo en 2011, y que contemplaba daciones en pago y alargaba los vencimientos hasta ochos años, no ha resultado suficiente ante la persistente debilidad del negocio.

Tras el estallido de la burbuja a finales de 2007, centenares de inmobiliarias, desde grandes empresas cotizadas como Martinsa Fadesa a otras de menor tamaño como Lábaro o Nozar, han presentado concurso de acreedores para proteger sus activos ante la imposibilidad de hacer frente a sus deudas.

Con pérdidas en el valor de los activos de entre el 30 y el 40 por ciento y que se disparan hasta más del 80 por ciento en suelo, las inmobiliarias han buscado desesperadamente acuerdos con sus acreedores pidiendo que reduzcan en similar porcentaje el dinero adeudado aprovechando que los bancos ya han cubierto con cargo a resultados esas diferencias por los decretos con los que el Gobierno quiso cubrir el bancarizado riesgo inmobiliario.

El problema de las inmobiliarias cotizadas en España - incapaces de devolver créditos ante el hundimiento del mercado- se ha afrontado por parte de los bancos desde distintos frentes en los últimos años, pero gran parte de ellas están en suspensión de pagos o en procesos cercanos a la liquidación convirtiéndose en los auténticos ángeles caídos del mercado bursátil tras una década de ganancias estratosféricas.

En la que llegó a ser la mayor inmobiliaria nacional, Metrovacesa, los bancos optaron por desembarcar en el capital de la empresa canjeando la deuda por acciones, llevando a los propios bancos hace un mes a lanzar una opa de exclusión para sacarla de Bolsa.

A los problemas incuestionables de un sector que ha visto caer en picado la demanda de viviendas con una recesión y un paro sin precedentes en el país, se suma el hecho de tener que competir con el conocido como "banco malo", que para reflotar el sector bancario nacional ha aplicado haircuts medios del 45,6 por ciento en créditos inmobiliarios y del 63,1 por ciento en los activos traspasados por las entidades nacionalizadas y que presionará sobre los márgenes ya en muchos casos negativos de las inmobiliarias.

Las negras perspectivas del sector quedan fielmente reflejadas en las inmobiliarias cotizadas, que han perdido hasta un 95 por ciento de su valor bursátil en los últimos cinco años.

Desde su salida a bolsa en 2007, Reyal Urbis ha perdido un 86 por ciento de su valor mientras que Metrovacesa se cambiaba en diciembre por debajo del euro tras llegar a costar 52 euros en 2007. Realia, que también negocia con los bancos una deuda de 1.000 millones de euros mientras capitaliza poco menos de 300 millones de euros, cotizaba en diciembre 0,425 euros tras llegar a valer más de 6,5 euros por título en el principio del fin en 2007. (información adicional de Jose Elías Rodríguez y Andrés González, editado por Andrés González)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below