Acaba la alianza ST-Ericsson, que eliminará 1.600 empleos

lunes 18 de marzo de 2013 14:29 CET
 

Por Leila Abboud y Niklas Pollard

PARÍS/ESTOCOLMO, 18 mar (Reuters) - STMicroelectronics y Ericsson pondrán fin a su joint venture de producción de chips ST-Ericsson, que es deficitaria, dividiendo las partes del negocio entre ellos y cerrando el resto, con la pérdida de unos 1.600 puestos de trabajo.

El anuncio se produce tras meses de especulación sobre el futuro de ST-Ericsson, que se ha visto afectado por el gran descenso de órdenes de su principal cliente, Nokia, conforme el fabricante de móviles perdió cuota de mercado ante Apple y Samsung.

ST-Ericsson también ha tenido problemas para competir con fabricantes de chips más eficaces en Asia, que externalizan la mayor parte de su producción y también pueden reaccionar rápidamente a los cambios en la demanda, y con la tendencia entre algunos fabricantes de móviles como Samsung de producir sus propios chips.

La sueca Ericsson, que fabrica motores de redes de telecomunicaciones, y el fabricante franco-italiano de chips STMicro, ha buscado comprador para ST-Ericsson pero no encontró. JP Morgan aconsejó opciones a las empresas en 2008 sobre su joint venture, que no ha tenido beneficios desde que se formó en 2008.

"Todos los escenarios posibles fueron considerados pero la opción anunciada hoy siempre fue una posibilidad real", dijo el consejero delegado STMicro Carlo Bozotti en una conference call el lunes.

Agregó que STMicro estaba comprometida a mantener seguir fabricando productos para clientes de ST-Ericsson durante tanto tiempo como lo necesiten. (Información adicional de Alexandre Boksenbaum-Granier y Simon Johnson; Traducido por Emma Pinedo)