El Parlamento italiano se reúne para buscar salida a la parálisis política

viernes 15 de marzo de 2013 18:29 CET
 

Por Giselda Vagnoni y Giuseppe Fonte

ROMA, 15 mar (Reuters) - El nuevo Parlamento italiano se reunió el viernes por primera vez desde las inconcluyentes elecciones generales del mes pasado, sin ningún atisbo de acuerdo para poner fin al estancamiento político y crear un gobierno capaz de abordar los profundos problemas de la tercera mayor economía de la zona euro.

Hasta el momento, las diferentes partes no han podido encontrar la salida del punto muerto generado por los comicios, que dejó al centroizquierda con una mayoría en la Cámara Baja pero sin los números necesarios para controlar el Senado y formar un Gobierno.

Sin ello, convocar pronto nuevas elecciones es una alternativa probable, lo que produce más incertidumbre y la amenaza de nuevas turbulencias de los mercados financieros como la que derivó en la caída del Gobierno de Silvio Berlusconi en 2011.

Los intentos del líder de centroizquierda Pier Luigi Bersani por llegar a un acuerdo con el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo han sido rechazados. Bersani descartó cualquier posibilidad de acuerdo con el ex primer ministro Berlusconi, cuyo bloque de centroderecha constituye la segunda fuerza en el Parlamento.

"Estamos preparados para cualquier cosa", dijo Roberta Lombardi, líder parlamentaria del Movimiento 5 Estrellas en la Cámara Baja, a periodistas cuando se le preguntó si estaba dispuesta a volver a las urnas.

La primera tarea de los 630 diputados y 315 senadores que se reunían el viernes era elegir a los presidentes del parlamento, que ocupan las dos oficinas de Estado más importantes y juegan un rol central en la gestión de la agenda parlamentaria.

Los presidentes son elegidos en un proceso complicado que implica varias rondas de votación que darán la primera prueba de la capacidad de los partidos para trabajar juntos tras la tensa campaña electoral.

La mayoría del centroizquierda implica que pueden controlar el resultado en la Cámara Baja pero paradójicamente, nombrar a un presidente del Movimiento 5 Estrellas enviaría una fuerte señal de que Bersani puede organizar los números para gobernar.   Continuación...