El Gobierno húngaro rechaza las acusaciones de antidemocrático

jueves 14 de marzo de 2013 20:23 CET
 

* Orban rechaza las críticas de la UE

* Dice que sus detractores no tienen pruebas

* Bruselas ve un ataque a los principios democráticos

Por Justyna Pawlak y Luke Baker

BRUSELAS, 14 mar (Reuters) - El primer ministro húngaro, Viktor Orban, rechazó desafiante el jueves las críticas de que los cambios que ha hecho su gobierno a la constitución son antidemocráticos, diciendo que no hay pruebas de ninguna infracción de las normas de la UE.

La Unión Europea, Estados Unidos y organizaciones de derechos humanos han acusado a Orban de utilizar las enmiendas constitucionales para limitar el poder del máximo tribunal húngaro y socavar la democracia en el ex satélite soviético.

En declaraciones antes de acudir a una cumbre europea en Bruselas, Orban dijo que Budapest está dispuesto a explicarlo y desafió a sus críticos a que presenten pruebas concretas de malas prácticas.

"¿Quién puede presentar siquiera un punto de prueba -hechos, debo decir- que pueda ser la base para cualquier argumento de que lo que estamos haciendo va contra la democracia?", dijo a la prensa el conservador primer ministro.

"Decir 'no nos gusta algo' no es lo bastante concreto para reaccionar (...) Estoy más que contento de responder a sus preguntas", afirmó.   Continuación...