8 de marzo de 2013 / 14:53 / hace 4 años

ACTUALIZA 1-Pescanova inicia negociación de preconcurso con consejo dividido

5 MIN. DE LECTURA

* Algunos consejeros se negaron a firmar las cuentas

* Fuente de mercado cifran la deuda en 2.500 mln euros

* Accionista/consejero solicita reunión extraordinaria

* Sabadell, NCG, CaixaBank y Popular, entre los mayores acreedores

* Desde la solicitud de preconcurso, ha perdido más de 200 mlns de euros de valor (Añade datos de capitalización y acreedores, nombramiento asesor)

Por Tomás Cobos y Andrés González

MADRID, 8 mar (Reuters) - Entre una creciente oleada de críticas de accionistas y consejeros por una gestión que llevó a Pescanova a las puertas de una suspensión de pagos, la directiva del fabricante de alimentos congelados mantuvo el jueves la primera de una serie presumiblemente larga de conversaciones con los bancos acreedores.

"Hay gente en el consejo que no está contenta con la gestión, son conscientes de que era necesario adecuar el endeudamiento del grupo a la nueva realidad y no creen que fuera necesario llegar a este punto (el preconcurso)", dijo una fuente de los bancos acreedores.

Según esta fuente, la deuda total se sitúa en torno a los 2.500 millones, muy superior al pasivo de 1.500 millones que presentaban las cuentas a septiembre de 2012, lo que sugiere que hay una cantidad importante de deuda fuera de balance.

"Es una empresa viable, pero necesita desestresarse porque se ha endeudado mucho y tiene importantes necesidades de (capital) circulante", añadió la fuente.

El viernes pasado Pescanova -que tiene unos activos de 2.300 millones según las cuentas del grupo a septiembre- solicitó el preconcurso alegando que no podía presentar las cuentas auditadas sin salvedades del auditor.

Pescanova se acogió así a una figura legal que le concede tres meses -ampliables a cuatro- para renegociar la deuda con sus acreedores, tras los cuales deberá presentar concurso si no se produce este acuerdo.

Diversas fuentes señalaron que el grupo decidió acogerse al paso previo a la liquidación ordenada al encontrarse con un problema de liquidez a corto plazo, tras no haberse renovado líneas de crédito que tenía con algunos grupos de cajas de ahorros, que están cerrando el grifo crediticio ante las necesidades de saneamiento de su balance.

Este viernes la empresa comunicó que ha designado a Houlihan Lokey como asesor financiero para negociar con los acreedores, entre los que se encuentran -según una fuente bancaria- Sabadell (200 millones), NCG (150 millones), Caixabank (150 millones), Popular (100 millones), Santander (80 millones), BBVA (80 millones), Bankia (75 millones), Unicaja (60 millones), Caixa Geral (50 millones) y Liberbank (45 millones).

Las acciones de Pescanova, que ha sufrido una fuerte volatilidad desde el anuncio del preconcurso, cotizaban el viernes en bolsa con una caída del 5 por ciento.

Desde el viernes pasado la acción ha caído un 46 por ciento, reduciéndose la capitalización bursátil a 270 millones desde casi 500 millones de euros antes de anunciar que acudía a los juzgados.

Un Consejo Dividido

Ante este panorama, José Carceller, representante en el consejo por la participación del seis por ciento de la cervecera Damm, ha pedido una reunión extraordinaria del consejo.

"Carceller ha solicitado la celebración de un consejo extraordinario para ver los temas estratégicos y la solución a los problemas estructurales que tiene actualmente la compañía", dijo una portavoz del grupo Damm.

Una fuente cercana al consejo explicó que el desencadenante de la situación judicial fue precisamente que Carceller y otros miembros del consejo de administración rechazaron firmar las cuentas anuales del grupo presidido por Manuel Fernández de Sousa-Faro, primer accionista con un 14,4 por ciento del capital.

Entre las posibilidades que plantea la banca a los gestores del grupo para aliviar su carga financiera - que no es pública pese a tratarse de una empresa cotizada - se encuentran una nueva ampliación de capital (ya emitió 125 millones de euros en acciones en 2012) una nueva emisión de bonos (emitió 160 millones de euros en 2012), alargar algunos plazos de vencimientos y vender activos.

En este sentido, el grupo tiene a la venta una planta de producción de salmón en Chile, para la que ya cuenta según diversas fuentes con candidatos en firme y que, según Banesto, podría reportarle un máximo de 200 millones de dólares. (Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below