7 de marzo de 2013 / 16:23 / en 5 años

Relacionan a los somníferos con las fracturas de cadera en la vejez

7 mar (Reuters) - Los residentes en centros de la tercera edad que toman pastillas para dormir como Ambien tienen más probabilidades de caerse y fracturarse una cadera que los que no reciben tratamiento para el insomnio, según un estudio de EEUU.

Las fracturas de caderas suponen más de 320.000 admisiones hospitalarias cada año en Estados Unidos y son un motivo importante de discapacidad entre los mayores.

La autora principal Sarah Berry, del Colegio Médico hebreo para la tercera edad de Harvard, dijo que los peligros conocidos entre los pacientes mayores de edad que toman sedantes de benzodiazepinas, como Valium y Xanax, han llevado a muchos médicos a recetar nuevas medicinas, aunque eso no significa que sean más seguras.

“Ha habido menos investigaciones sobre algunos de estos nuevos medicamentos”, dijo Berry a Reuters Health.

Los estudios que se han realizado sobre los nuevos medicamentos, conocidos como no-benzodiazepinas, demuestran que pueden afectar al equilibrio, a la memoria y la conducción, dijo Berry.

Ella y sus colegas analizaron historiales médicos de más de 15.000 residentes en residencias geriátricas que sufrieron una fractura de cadera en 2007-2008. De ellos, al 11 por ciento se le habían prescrito medicamentos no-benzodiazepina - como Ambien, Lunesta o Sonata - antes de la fractura.

Al comparar el consumo de fármacos de los pacientes en las últimas semanas antes de su lesión, los investigadores - cuyo estudio apareció en JAMA Internal Medicine - calcularon que tomar no-benzodiazepina estaba relacionado con un aumento del 66 por ciento en el riesgo de fractura.

Los nuevos usuarios que habían tomado somníferos durante un periodo inferior a dos meses fueron más de dos veces propensos a fracturarse la cadera, en comparación con los pacientes que no tomaban medicamentos.

Un estudio holandés de principios de año halló que los ancianos que tomaban fármacos psiquiátricos incluidos hipnóticos tenían mucho más riesgo de caída, la causa de la mayoría de las fracturas de cadera.

“Como con cualquier otro medicamento - incluidos los prescritos para tratar los desórdenes del sueño - médicos y pacientes deberían hablar de su uso apropiado, los beneficios potenciales y los efectos secundarios con la base de la información existe hasta la fecha”, dijo un representante de Sanofi, que fabrica Ambien, a Reuters Health en un email.

“Sanofi respalda los contundentes datos clínicos que han demostrado la seguridad y eficacia de Ambien desde que se aprobó en EEUU en 1992, lo que representa más de 20 años de uso en el mundo real en millones de personas”, añadió

El insomnio es común en los centros geriátricos, y puede en sí causar caídas y fracturas, según los investigadores. Berry recomendó que los médicos intenten tratar a los ancianos insomnes sin medicamentos siempre que sea posible y mantener una estrecha vigilancia extra sobre aquellos que necesitan la medicación.

“Está claro que no dormir es un problema, pero si podemos hacerle frente sin un fármaco creo que es más seguro para el paciente”, dijo. (Información de Nueva York por Genevra Pittman; Traducido por Iciar Reinlein en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below