6 de marzo de 2013 / 18:37 / en 4 años

Repensar los objetos, clave para la revolución de impresoras 3D

* El sector valía 1.700 millones de dólares en 2011

* Usado para hacer implantes médicos, armas, vestidos

* Ordenadores pueden mejorar los diseños

Por Ben Deighton

LEUVEN, Bélgica , 6 mar (Reuters) - La impresión en tres dimensiones ya ha cambiado el juego en la fabricación de productos especializados como dispositivos médicos, pero la auténtica revolución llegará cuando los diseñadores empiecen a repensar la forma de los objetos.

La impresión 3D elimina de la ecuación las limitaciones del proceso de fabricación, de modo que cualquier cosa que pueda diseñarse en un ordenador puede convertirse en un objeto, según especialistas en el campo.

Para empezar a aprovechar de verdad todo el potencial de esta tecnología, diseñadores e ingenieros necesitan imaginar nuevos productos.

"Casi no tienes limitaciones en cuanto al tipo de complejidad geométrica", dijo Terry Wohlers, analista independiente que asesora a empresas del sector de la impresión tridimensional.

La firma belga Materialise, pionera en el proceso, ofrece una silla plegable impresa de una pieza continua de plástico, fabricada con bisagras ya encajadas, por ejemplo.

"Puedes hacer formas que de otro modo sería muy caro hacer con manufactura tradicional, o requerirían muchas piezas que se montasen después", explicó Wohlers.

Este proceso se utiliza para fabricar prototipos desde hace 25 años, pero sólo ahora ha llegado a la producción corriente. Empresas como General Electric planean utilizarlo para construir piezas ligeras de aviones, y los dentistas lo utilizan para crear piezas dentales en una hora, en lugar de en dos semanas.

Las impresoras 3D han creado armas operativas y se está probando si podrían fabricar casas en la Luna utilizando tierra lunar. Los científicos esperan que un día puedan imprimir órganos humanos, después de un equipo de investigadores lograse imprimir tejido utilizando células madre humanas.

Pero el consejero delegado de Materialise, Wilfried Vancraen, dice que el proceso es demasiado lento y caro para reemplazar a la mayoría de la manufactura masiva, al menos tal y como lo conocemos.

"La impresión 3D no es adecuada para hacer la mayoría de lo que utilizamos hoy. No puedes imprimir un Stradivarius igual que no puedes imprimir un iPad", comentó.

"Lo que hemos visto es que sustituir un producto por un producto impreso en tres dimensiones, por ejemplo en la aplicación de piezas sueltas, en muchos casos no es siquiera factible".

DISEÑADORES ROBÓTICOS

Lo que se puede hacer es implicar al ordenador en el proceso de producción, para que pueda encontrar cómo mejorar los diseños, por ejemplo para que aguanten más tensión.

"Cualquier parte que requiera integridad estructural, puedes dejar que las matemáticas decidan dónde poner el material", señaló Wohlers. "El diseño puede parecer muy orgánico y muy distinto de lo que ves normalmente".

En sectores como la medicina, el mobiliario y el diseño de moda, esta tecnología ya ha tenido un gran impacto.

Más del 90 por ciento de los audífonos internos se fabrican ya con impresión 3D, y eso permite al software determinar cómo optimizar las propiedades acústicas del dispositivo.

La empresa de Carolina del Sur 3D Systems ofreció la primera impresora 3D comercial en 1988. Inspirado, Vancraen fundó Materialise dos años más tarde.

El directivo cree que conforme aparezcan nuevos usos, las aplicaciones en manufactura de esta tecnología seguirán creciendo hasta llegar a suponer el 10, 20 o 30 por ciento de la industria manufacturera.

Wohlers estima que la industria suponía 1.700 millones de dólares (unos 1.300 millones de euros) en todo el mundo en 2011, y para 2015 superará los 3.700 millones de dólares.

"El crecimiento ha sido nada menos que fenomenal", dijo. (Traducido por Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below