HSBC promete elevar su dividendo tras caída de ganancias en 2012

lunes 4 de marzo de 2013 12:57 CET
 

LONDRES, 4 mar (Reuters) - HSBC Holdings prometió incrementar su dividendo anual gracias a que un fuerte crecimiento en Hong Kong y otros mercados importantes de Asia reforzaron su capital a pesar de que su ganancia anual incumplió las expectativas.

El mayor banco europeo reportó el lunes una caída del 6 por ciento en sus ganancias antes de impuestos de 2012, a 20.600 millones de dólares (15,8 millones de euros), con lo que incumplió con las previsiones de 28 analistas encuestados por Reuters, de 22.700 millones de dólares.

Las ganancias se vieron afectadas por una pérdida de 5.200 millones de dólares sobre el valor de su propia deuda.

El banco, que ya es uno de los que mejor dividendo paga entre las empresas británicas más destacadas, dijo que planea aumentar sus primeros tres dividendos provisionales de 2013 en un 11 por ciento a 10 centavos por acción, después de que los sólidos ingresos en Asia y la venta o el cierre de varios negocios impulsaran sus reservas de capital.

Las acciones de HSBC caían un 2,8 por ciento a 707,8 peniques a las 1120 GMT del lunes. Los títulos del banco han avanzado casi un 30 por ciento en los últimos 12 meses, superando un alza de un 9 por ciento del índice bancario europeo Stoxx Europe 600 Banks Index en el mismo período.

HSB ha cerrado o vendido 47 negocios en los últimos dos años para reducir costes, aumentar las ganancias y controlar el riesgo y, aunque está avanzado en los recortes, ha tenido dificultades para mejorar la rentabilidad por la debilidad de la economía global y mayores costos regulatorios.

El retorno sobre capital, una medida clave de rentabilidad, cayó un 8,4 por ciento desde un 10,9 por ciento a fines del 2011, quedando lejos del objetivo de un 12 a un 15 por ciento para este año.

Sobre una base subyacente, las ganancias antes de impuestos de HSBC crecieron un 18 por ciento impulsadas por un sólido desempeño en sus operaciones de banca comercial. (Información de Steve Slater; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Raquel Castillo)