El virus Stuxnet se desplegó en Irán en 2007, según expertos

martes 26 de febrero de 2013 19:06 CET
 

Por Jim Finkle

SAN FRANCISCO, EEUU, 26 feb (Reuters) - Investigadores de la firma de seguridad informática Symantec han descubierto una versión del virus informático Stuxnet que se utilizó para atacar el programa nuclear iraní en noviembre de 2007, dos años antes de lo que se pensaba hasta ahora.

Los trabajos en ese arma cibernética, el primer ejemplo conocido por el público de virus desarrollado para atacar maquinaria industrial, podrían haber comenzado en 2005, según un informe de 18 páginas publicado el martes por la empresa de seguridad.

Stuxnet, que se cree desarrollaron Estados Unidos e Israel, fue descubierto en 2010 después de que se utilizara para atacar una instalación de enriquecimiento de uranio en Natanz, Irán. Ese complejo ha sido objeto de un intenso escrutinio por parte de EEUU, Israel y sus aliados, que acusan a Irán de intentar construir una bomba nuclear.

Symantec dijo que sus investigadores han descubierto un fragmento de código, al que llaman "Stuxnet 0,5", entre las miles de versiones del virus recuperadas de máquinas infectadas.

Stuxnet 0,5 fue diseñado para atacar la planta de Natanz abriendo y cerrando válvulas que suministran gas hexafluoro de uranio a las centrifugadoras, sin conocimiento de los operadores de la instalación, según Symantec.

El virus llevaba en desarrollo desde 2005, cuando Irán aún estaba montando su planta de enriquecimiento de uranio, señaló el investigador de Symantec Liam O'Murchu. Ese centro se conectó a la Red en 2007.

"Es en verdad asombroso que estuvieran pensando en crear un proyecto como ese en 2005", explicó O'Murchu a Reuters el martes en San Francisco, antes de la publicación del informe en la conferencia de seguridad RSA, a la que asisten más de 20.000 profesionales del sector.

Symantec había descubierto antes indicios de que los trabajos en Stuxnet comenzaron en 2007. El New York Times publicó en junio de 2012 que el impulso para el programa se remontaba a 2006, cuando el presidente de EEUU George W. Bush buscaba opciones para frenar las ambiciones nucleares iraníes.   Continuación...