25 de febrero de 2013 / 11:50 / en 5 años

ACTUALIZA 2-Hallada carne de caballo en España y la República Checa

* Aparece ADN equino en canelones etiquetados de vacuno en España

* Ministerio español Agricultura recuerda no entraña riesgos para salud

* Hallada también carne caballo en albóndigas IKEA en República Checa (Actualiza con suspensión en venta de albóndigas IKEA)

PRAGA/MADRID, 25 feb (Reuters) - El escándalo de la carne de caballo etiquetada erróneamente continúa expandiéndose por Europa, y el lunes se anunció en España y República Checa el hallazgo de productos de vacuno con presencia de carne equina.

El Ministerio español de Agricultura informó de la detección de ADN equino en unos canelones para microondas elaborados con carne de vacuno de la marca “La Cocinera”, propiedad del grupo Nestlé, mientras que el regulador alimentario checo notificó el hallazgo de carne de caballo en albóndigas hechas en Suecia para el grupo IKEA, el mayor minorista de muebles del mundo, que detuvo las ventas de ese artículo.

Las comprobaciones en ambos países se efectuaron en el marco de las recomendaciones de la Comisión Europea ante el escándalo que estalló el mes pasado, cuando se halló en Irlanda que productos etiquetados como vacuno también tenían carne de equino.

Desde entonces, se han retirado alimentos preparados en varios países y se ha visto afectada la confianza de los consumidores en la enorme y compleja industria alimentaria europea.

El Ministerio español insistió en un comunicado que se trata de un caso de fraude en el etiquetado pero que no entraña riesgos para la salud.

“Hemos informado ya a las comunidades autónomas, a las autoridades de consumo y a las empresas afectadas”, dijo en Bruselas, donde asistía a una reunión de ministros del ramo, el ministro español de Agricultura, Miguel Arias Cañete, en declaraciones recogidas por RNE.

Tras detectar en los canelones trazas de ADN de caballo en un porcentaje superior al uno por ciento - por encima del umbral que determina si se trata de adulteración -, Nestlé ordenó retirar inmediatamente toda la producción de su proveedor español de carne Servocar, compuesta por cinco productos más, y añadió que actuará legalmente para exigirle responsabilidades.

“Está claro que este es un problema que afecta al conjunto de fabricantes de la industria alimentaria. Se trata de un fraude de dimensión europea. Esta es una situación inaceptable”, dijo en un comunicado de la empresa de origen suizo su director general de Nestlé España, Bernard Meunier, en el que pidió disculpas a los consumidores y dijo que van a seguir realizando análisis.

Esta empresa ya tuvo que retirar la semana pasada en España e Italia dos productos de pasta fresca etiquetados como vacuno y con presencia de carne de equino.

IKEA DEJA DE VENDER LAS ALBÓNDIGAS

Por otra parte, la firma sueca suspendió las ventas de sus características albóndigas en 13 países europeos.

“Nos tomamos esto muy en serio”, dijo la portavoz de IKEA Ylva Magnusson en la sede de la compañía en Helsingborg, en el sur de Suecia. “Hemos detenido la venta de esa remesa específica de albóndigas en todos los mercados donde pueden haberse vendidos”.

Las albóndigas, retiradas de las estanterías en las tiendas y cafeterías de IKEA después de que inspectores checos hallaran carne de caballo en su contenido, se ofrecían en tiendas de varios países europeos, según dijo el lunes el portavoz checo de la compañía.

Además de en República Checa, este producto se ha comercializado en España, Reino Unido, Portugal, Países Bajos, Bélgica, Eslovaquia, Hungría, Francia, Italia, Grecia, Chipre e Irlanda, dijo Magnusson.

Todas las albóndigas de IKEA las fabrica en Suecia el proveedor Familjen Dafgard, que indicó en su página web que está investigando la situación y recibirá los resultados de más pruebas en los próximos días.

Magnusson, de IKEA, dijo esperar que los resultados indiquen qué porcentaje de carne de caballo contienen las albóndigas, y que no hay indicios de que ninguna otra remesa se viera afectada.

En Italia, uno de los países donde se retiró el lote, el grupo de derechos del consumidor Codacons pidió que se comprueben todos los productos cárnicos que venda la empresa en Italia.

“Estamos dispuestos a emprender acciones legales y pedir compensaciones no sólo contra las empresas responsables, sino también contra aquellos cuyo deber era proteger a los ciudadanos”, dijo en un comunicado el presidente de Codacons, Carlo Rienzi.

El Instituto Veterinario del Estado checo remitió sus hallazgos al Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la UE.

Los inspectores tomaron muestras para hacer pruebas de ADN en la ciudad checa de Brno, procedentes de un producto etiquetado como “albóndigas de vacuno y porcino”, dijo el comunicado.

El lote del que se hicieron las pruebas no se había distribuido a los consumidores, agregó. Un portavoz del instituto dijo no saber si se habían distribuido a otros países europeos.

Las albóndigas, un famoso plato sueco, se han convertido en una de las señas de identidad de IKEA en diferentes mercados.

Información de Teresa Larraz en Madrid, Jana Mlcochova en Praga y Mia Shanley en Estocolmo, información adicional de Keith Weir en Milán; Traducido por Iciar Reinlein y Cristina Fuentes-Cantillana en la Redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below