A FONDO-Roma arderá, gane quien gane en las elecciones

miércoles 20 de febrero de 2013 14:16 CET
 

Por Michael Stott

ROMA, 20 feb (Reuters) - Gane quien gane en las elecciones italianas de este fin de semana, es probable que el largo declive económico del país continúe porque el próximo Gobierno no será lo bastante fuerte como para aplicar las duras reformas necesarias para que su economía vuelva a ser competitiva.

Banqueros, diplomáticos e industriales en Roma y Milán se desesperan al ver cómo los italianos cambian sus preferencias para las elecciones del 24 y 25 de febrero, inclinándose por nuevas formaciones antisistema y mostrando su disgusto por los partidos establecidos.

Eso hace más probable que ningún grupo tenga la fuerza política para abordar las profundas raíces de la crisis económica italiana, que la han convertido en la más lenta de las grandes economías europeas en las últimas dos décadas.

Los últimos sondeos de opinión predicen que la coalición de centroizquierda tendrá una mayoría operativa en ambas cámaras, gobernando en alianza con el ahora primer ministro tecnócrata Mario Monti. La consultora de riesgo político Eurasia da a este escenario una probabilidad de entre el 50 y el 60 por ciento.

Pero las elecciones italianas a ambas cámaras del Parlamento podrían volver a sumir al país en la inestabilidad si no ofrecen ese resultado.

La variada oferta de candidatos incluye al magnate de los medios caído en desgracia Silvio Berlusconi, que es uno de los hombres más ricos del mundo; al académico Monti; al cómico antisistema Beppe Grillo, que hace campaña desde una caravana; y a Nichi Vendola, antiguo poeta comunista y actual gobernador de Puglia.

Aunque los inversores se han mostrado tranquilos por ahora, atendiendo a los sondeos anteriores a la fecha límite para publicación de encuestas del 10 de febrero, cada vez hay más preocupación porque el escenario soñado que prefieren no se haga realidad.

Pier Luigi Bersani, abanderado del centroizquierda, es un ex ministro respetable pero poco llamativo cuyo partido ha sido vinculado con el escándalo bancario de Monte dei Paschi. El apoyo por su partido parece estar desvaneciéndose.   Continuación...