23 de enero de 2013 / 17:00 / hace 4 años

Francia prevé que la "tasa Tobin" recaude miles de millones de euros

3 MIN. DE LECTURA

PARIS, 23 ene (Reuters) - Francia planea implementar un impuesto a las transacciones financieras para finales de 2014 y cree que el gravamen que será aplicado por 11 países europeos recaudará "decenas de miles de millones de euros" por año, dijo el ministro de Hacienda del país.

El bloque de 27 países de la Unión Europea (UE) dio su aprobación el martes a 11 países que se comprometieron a establecer un impuesto que fue postulado hace 40 años por el economista estadounidense James Tobin, pero que nunca se aplicó a nivel internacional.

París se tomará más o menos un año para determinar el funcionamiento del impuesto y trata de aprobar una ley para finales de 2014, dijo el ministro en una entrevista en la cadena de televisión BFM TV.

"Nos llevará alrededor de dos años, probablemente", dijo el ministro de Hacienda Pierre Moscovici.

"El calendario es deliberaciones en 2013 y su implementación desde finales de 2014, sin duda", dijo Moscovici.

"Francia ya tiene un impuesto a las operaciones de mercado que generó una muy pequeña recaudación de 246 millones de euros", dijo el ministro.

El nuevo impuesto fue inspirado por una iniciativa política para que la industria financiera contribuya más fuertemente después de una crisis financiera en 2007 que desencadenó una desaceleración económica global.

Francia implementará la ley junto a otros 10 países europeos, entre ellos Alemania e Italia, pero no Reino Unido.

Los críticos dicen que el impuesto sólo podría funcionar si se establece en todo el mundo, o al menos toda Europa, y que su aplicación alrededor de 2015 corre el riesgo de desplazar operaciones y empleos a otros países.

"La recaudación total del impuesto podría ser de varias decenas de miles de millones de euros", dijo Moscovici.

Moscovici dijo que estaba interesado en que lo recaudado vaya hacia el presupuesto paneuropeo y que una porción significativa sea usada como asistencia para el desarrollo internacional.

Reino Unido, que es el principal centro financiero de Europa y tiene su propio impuesto a la venta de acciones, registró su queja con una abstención en la votación el martes cuando se pidió que los ministros de Hacienda de la UE aprueben la iniciativa impositiva de 11 países del bloque.

Luxemburgo, República Checa y Malta también se abstuvieron, dijeron representantes de la UE.

La Comisión Europea, el organismo ejecutivo radicado en Bruselas que propone legislación para la UE, planea presentar en febrero un modelo para el impuesto.

Un representante de la UE había dicho que el gravamen podría recaudar 35.000 millones de euros por año. (Información de Brian Love; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below