Banco Mundial dice países desarrollados frenan crecimiento global

miércoles 16 de enero de 2013 08:24 CET
 

Por Lesley Wroughton

WASHINGTON, 16 ene (Reuters) - La frustrante lentitud en la recuperación de los países desarrollados está frenando la economía mundial, dijo el martes el Banco Mundial, al recortar con fuerza sus pronósticos de crecimiento de la economía mundial en 2013.

En su informe Perspectivas Económicas Mundiales, el banco pronosticó que el Producto Interior Bruto mundial crecerá un 2,4 por ciento este año, desde el 2,3 por ciento del 2012. En su anterior informe en junio, el banco preveía una expansión de un 3,0 por ciento para el 2013.

"Lo que estamos viendo es que la recuperación que anticipamos en junio se retrasó un poco en el tiempo, comenzando casi al final del primer trimestre y en el segundo trimestre de 2013, en vez de hacerlo un poco antes", dijo Andrew Burns, principal autor del informe.

El Banco Mundial también recortó su estimación para los países en desarrollo, que el año pasado crecieron a su menor ritmo en una década, a un 5,5 por ciento en 2013 desde el 5,9 por ciento previsto en el informe de junio.

Dijo que el crecimiento en estos países debería aumentar lentamente, alcanzando un 5,7 por ciento el próximo año y un 5,8 por ciento en 2015.

El banco proyectó que la expansión de las economías avanzadas debería llegar a un 1,3 por ciento este año, presionada por los recortes al gasto, el alto desempleo y una débil confianza de los consumidores y las empresas. El crecimiento debería fortalecerse el próximo año a un 2 por ciento y a un 2,3 por ciento en 2015.

Si bien los mercados financieros se mantuvieron a flote por las medidas adoptadas el año pasado para enfrentar la crisis de deuda de la zona euro, el Banco Mundial advirtió que una prolongada batalla política en Estados Unidos sobre el límite de deuda podría dañar el crecimiento de los países en desarrollo.

"La incertidumbre política (en Estados Unidos) ya ha disminuido el crecimiento", dijo el Banco Mundial.

"Si los funcionarios no logran acordar tales medidas, una pérdida de confianza en la moneda y un aumento general en las tensiones en el mercado podrían reducir el crecimiento de Estados Unidos y el global en un 2,3 por ciento y un 1,4 por ciento, respectivamente", agregó.

Burns instó a los países en desarrollo a "mantener una mano firme en la política monetaria" y a no reaccionar con demasiada fuerza a los cambios en los países desarrollados. (Información de Lesley Wroughton, Editado en español por Patricia Ávila)