Ministro de Finanzas alemán dice no puede descartarse una nueva crisis financiera

viernes 7 de octubre de 2016 17:49 CEST
 

WASHINGTON, 7 oct (Reuters) - El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaüble, señaló el viernes que no puede descartarse una nueva crisis financiera y agregó que está de acuerdo con las advertencias del Fondo Monetario Internacional sobre los riesgos que implica la política monetaria "ultralaxa" para el sistema bancario.

Schaüble, en declaraciones en una conferencia de prensa sobre el liderazgo del G-20 que asumirá Alemania en 2017, se negó a responder preguntas sobre la salud financiera del mayor banco alemán, Deutsche Bank, que enfrenta una crisis de confianza por una multa de 14.000 millones de dólares que Estados Unidos le exige por una venta indebida de activos.

El ministro reiteró sus duras críticas a la "política monetaria ultralaxa" del Banco Central Europeo (BCE), que incluye tipos de interés negativos y otras estrategias poco convencionales con las que la entidad apunta a ayudar a Europa, que está padeciendo un crecimiento económico muy débil.

"El peligro de una nueva crisis no ha desaparecido por completo", dijo Schaeuble.

En una serie de encuentros semestrales del FMI en Washington, responsable del organismo dijeron que Deutsche Bank necesita reexaminar su modelo de negocios para mantener ganancias y capital ante lo que se espera que sea una larga era de tipos de interés bajos que presionará los resultados.

Schaeuble dijo que no le corresponde al FMI ni a otras instituciones internacionales supervisar a los bancos europeos, aunque agregó que ahora más voces de la comunidad global están manifestando su preocupación porque los riesgos de la política monetaria ultra-flexible opaquen sus posibilidades de éxito.

"Si el propio FMI está alertando sobre las consecuencias de la política monetaria ultra-laxa, creo que es una señal de esperanza que tomaremos más seriamente lo que el Banco de Pagos Internacionales está diciendo una, otra, y otra vez", dijo Schaeuble.

"Esas dos cosas juntas -el exceso global de endeudamiento privado, público y de empresas, junto con una política monetaria ultra-laxa- quizá sea uno de los riesgos que tendremos que combatir aún cuando hayamos recogido todas las lecciones de la crisis financiera de hace 10 años", agregó. (Información de David Lawder; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)