La bolsa española baja, pero aguanta la cota de los 9.000 pese a los bancos

jueves 26 de mayo de 2016 18:03 CEST
 

MADRID, 26 may (Reuters) - La bolsa española retrocedió el jueves arrastrada por un sector bancario que acusaba una nueva e imprevista macroampliación del Banco Popular para cubrir eventuales provisiones adicionales para su cartera inmobiliaria.

A pesar de que la noticia provocó la mayor caída diaria en la historia del banco - más de un cuarto de su valor bursátil - y arrastró al resto del sector, el Ibex-35 resistió por encima de los 9.000 puntos, en torno a los cuales parecía establecerse un nuevo soporte temporal.

Popular sorprendió al mercado al anunciar una ampliación de capital de 2.500 millones de euros para limpiar su balance de riesgo inmobiliario y afianzar sus niveles de solvencia a medio plazo, anunciando al mismo tiempo pérdidas y suspensión temporal del dividendo durante este año.

Además de provocar un descenso del 26,5 por ciento en Popular, la noticia, que algunos interpretaron como el preludio de nuevas acciones destinadas a reforzar capital en otras entidades, provocó caídas de más del cuatro por ciento en Caixabank y Sabadell, del 1,8 por ciento en Santander y de casi el uno por ciento en.

Bankinter, la entidad menos expuesta al sector inmobiliario y con mejor rentabilidad del sector en España, marcó la excepción al sumar un 0,8 por ciento.

Al margen de otros valores que tomaron beneficios tras el fuerte repunte de la víspera, como Sacyr (-2 por ciento) o su participada Repsol (-0,6 por ciento) el quebranto se vio limitado por el buen comportamiento de otros valores.

Inditex, el más grande por capitalización, y Telefónica sumaron algo más del 0,8 por ciento.

El Ibex-35 cerró con baja de 46 puntos, un 0,5 por ciento, a 9.079 puntos mientras que el Eurofirst 300 sumaba un 0,2 por ciento. (Información de Carlos Ruano; editado por Tomás Cobos)