Empresas israelíes desarrollan impresora 3D de células madre a alta velocidad

miércoles 25 de mayo de 2016 13:33 CEST
 

JERUSALÉN, 25 may (Reuters) - La empresa israelí de impresoras en 3D Nano Dimension ha probado en laboratorio con éxito una bioimpresora 3D de células madre, allanando el camino a la eventual impresión de tejidos y órganos, dijo el miércoles la compañía.

Aunque las impresoras 3D ya se usan para crear células madre para tareas de investigación, Nano Dimension dijo que el ensayo, realizado con la empresa de biotecnología Accellta, mostró que su impresora adaptada podría imprimir rápidamente grandes volúmenes de células.

"La bioimpresión 3D que permite la tecnología de las dos empresas supone que Nano Dimension y Accellta tienen el potencial de acelerar la fabricación de productos celulares vivos con gran fidelidad y viabilidad", dijeron las compañías.

"La tecnología de Accellta puede producir grandes cantidades de células de gran calidad y puede facilitar la impresión, incluso, de tejidos y órganos grandes", dijeron.

La cotización de Nano Dimension se suspendió en Tel Aviv, a la espera de la publicación de un anuncio relevante.

La firma de análisis de mercado IDTechEx prevé que el mercado de la bioimpresión crezca rápidamente en la próxima década hasta los 6.000 millones de dólares en 2024 desde los 481 millones de 2014.

Según IDTechEX, esta tecnología tiene valor para pruebas preclínicas de nuevos fármacos y cosméticos, material de seguridad, análisis toxicológicos o impresión de tejidos, entre otros.

Combinar la alta velocidad de impresión de Nano Dimension con la tecnología de suspensión de células madre de Accellta podría "permitir la impresión en 3D en alta resolución y con grandes volúmenes", dijo el consejero delegado de Nano Dimension Amit Dror

Las empresas dijeron que estudiarían formar una nueva sociedad, pero no tienen intención de invertir capital significativamente para expandir su actividad, esperando obtener fondos separadamente mediante la sociedad conjunta. (Información de Steven Scheer; editado por David Clarke)