El G7, unido contra el Brexit, reconoce que sólo puede esperar a la votación

sábado 21 de mayo de 2016 13:52 CEST
 

Por Stanley White y Megumi Lim

SENDAI, 21 may (Reuters) - Los líderes de Finanzas del G7, el Grupo de los siete mayores países industrializados, se unieron durante el fin de semana en el deseo de que Gran Bretaña se quede en la Unión Europea aunque reconocieron que podían hacer poco más que tener esperanzas.

"El G7 no habló de un plan B para responder a lo que sucedería si Reino Unido abandonase la Unión Europea", dijo el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, a Reuters el sábado. "Hablamos de formas de ayudar a Reino Unido permanecer en la UE".

El trascendental referéndum de Reino Unido sobre la conveniencia de permanecer en la UE ha sido un tema principal para los mercados mundiales y los políticos, que pueden en gran medida solamente esperar y ver lo que los británicos van a decir en las urnas el 23 de junio.

Las subidas y bajadas de las encuestas han sacudido los mercados financieros durante meses. La preocupación por el voto que se avecina es un riesgo importante para la Reserva Federal, que ha indicado que podría subir los tipos de interés de Estados Unidos en su reunión de mediados de junio, pero expresó su preocupación por un "Brexit."

Sapin no dio más detalles acerca de cualquier paso discutido en el G7 para mantener a Reino Unido en la UE, durante una entrevista en el marco de la reunión de ministros de Finanzas y banqueros centrales en Sendai, al noreste de Japón.

"Un Brexit debería tener graves consecuencias", dijo Sapin. "Sería malo para Gran Bretaña y malo para Europa, porque los inversores tendrían dudas y esto afectaría a los flujos de capital."

Pero los ministros del G-7 no fueron capaces de hacer mucho más que alentar la petición del primer ministro, David Cameron, de que la segunda mayor economía de la UE permanezca en la unión.

"Está claro que nos preocupa, de manera colectiva, el riesgo de Brexit y creemos que potencialmente podría tener algún impacto económico", dijo el ministro de Finanzas canadiense, Bill Morneau a Reuters en Sendai.   Continuación...