ACTUALIZA 2-Bruselas decidirá en julio sobre desviación déficit de España y Portugal

miércoles 18 de mayo de 2016 14:33 CEST
 

(Añade recomendaciones especificas para España)

BRUSELAS, 18 may (Reuters) - La Comisión Europea aplazó la imposición de eventuales medidas disciplinarias contra España y Portugal por sus déficit presupuestarios excesivos hasta después de las elecciones generales españolas el 26 de junio, concediendo un favor político al presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

El ejecutivo de la Unión Europa se había reunido este miércoles para estudiar la imposición de eventuales sanciones a Madrid y a Lisboa por su incumplimiento reiterado de los límites de déficit del tres por ciento del Producto Interior Bruto. De haberse producido, habría sido la primera vez que se imponga una multa a un estado miembro en este asunto, aunque la sanción probablemente solo hubiera sido simbólica.

En lugar de ello, la Comisión dijo a España y Portugal que adoptaran nuevas medidas para reducir su déficit este año y el próximo, y dijo que revisaría la situación de ambos países a principios de julio.

Rajoy prometió el miércoles en una entrevista con el diario británico Financial Times nuevas bajadas de impuestos en caso de ser reelegido como presidente de Gobierno, abriendo la puerta a nuevos enfrentamientos con Bruselas por los déficit fiscales crónicos en España.

En una nota de prensa adjunta, la Comisión dijo que España debería adoptar las medidas fiscales necesarias y destinar ingresos no previstos para reducir el déficit y la deuda.

En este contexto, la Comisión pidió a España un mayor esfuerzo de consolidación fiscal, fijando un objetivo del 3,7 por ciento del PIB en 2016, dos décimas por debajo de la meta del Gobierno (3,9 por ciento). Para 2017, la Comisión estipuló un objetivo de déficit del 2,5 por ciento frente al 2,6 por ciento previsto por el ejecutivo en Madrid.

Además, la Comisión recomendó una serie de medidas de integración en el mercado laboral y una mejor coordinación entre las universidades, empresas y centros de investigación.

Para afrontar posibles deficiencias en los servicios profesionales y en el sector de la distribución, Bruselas recomendó la aprobación de una ley de mercado único y la implementación de las reformas a nivel regional.

La Comisión también dijo que Italia, Bélgica y Finlandia cumplían las normas presupuestarias de la UE sobre los niveles de deuda pública, pero que revisaría su evaluación de Italia en noviembre, apuntando a una vigilancia más estrecha en el caso de Roma.

Italia dijo el martes que la Comisión Europea le había con concedido la máxima flexibilidad conforme a las normas presupuestarias europeas, lo que le permite descontar el equivalente al 0,85 por ciento del PIB para el gasto relacionado con la crisis de los refugiados, la reforma del mercado laboral y la inversión. (Información de Francesco Guarascio,; traducido por Robert Hetz)