El precio de la vivienda en China se acelera en abril

miércoles 18 de mayo de 2016 08:39 CEST
 

Por Clare Jim y Brenda Goh

HONG KONG, 18 may - Los precios de las viviendas en China registraron en abril su mayor ritmo de crecimiento en dos años, con alzas que también se dieron en centros regionales, lo que indica una recuperación más amplia del mercado inmobiliario del país.

El precio promedio de las casas nuevas en 70 ciudades subió un 6,2 por ciento en abril respecto al mismo mes del año previo, un avance frente al alza de un 4,9 por ciento de marzo, según cálculos de Reuters basados en datos divulgados el miércoles por la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS, por sus siglas en inglés).

El ritmo representa el mayor aumento interanual desde abril de 2014 y 46 de las 70 principales ciudades que sigue la NBS vieron alzas interanuales de los precios, por encima de las 40 de marzo.

"El crecimiento (de los precios) en las ciudades de primer y segundo nivel siguió acelerándose, mientras que las ciudades de tercer nivel invirtieron la caída para anotar un alza", dijo Liu Jianwei, un estadístico de alto rango de la NBS, en un comunicado que acompañó a los datos.

Las ciudades de Shenzhen y Shanghái fueron las de mejor evolución, con un alza interanual de un 62,4 y 28 por ciento, respectivamente. Esto ocurrió a pesar de medidas de ajuste aplicadas en ambas ciudades a fines de marzo. La variación se compara con el aumento de un 61,6 y 25 por ciento de marzo.

En una base de comparación mensual, sin embargo, el ritmo de las alzas se desaceleró. Los precios en Shenzhen subieron un 2,3 por ciento, comparado con el 3,7 por ciento de marzo, mientras que en Shanghái avanzaron un 3,1 por ciento frente al 3,6 por ciento previo.

A finales de marzo, ambas ciudades aumentaron el pago inicial exigido para una segunda vivienda e hicieron más estrictos los requisitos para los no residentes.

El mercado inmobiliario de China inició su repunte en la segunda mitad del 2015 gracias a una serie de medidas de apoyo del Gobierno, aunque las ciudades más pequeñas no han podido vender un exceso de inventario, lo que ha llevado a muchas autoridades locales a pedir un mayor estímulo. (Información de Clare Jim en Hong Kong y Brenda Goh en Wenzhou; Editado en Español por Ricardo Figueroa)