Suspensión de Rousseff beneficiaría bonos de Petrobras, bancos de Brasil: Deutsche Bank

lunes 16 de mayo de 2016 10:24 CEST
 

Por Guillermo Parra-Bernal

16 may - Deutsche Bank Securities espera que los bonos de la petrolera estatal brasileña Petrobras y de bancos, siderúrgicas y firmas de activos comerciales se beneficien de la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, que podría marcar el comienzo de políticas más favorables a los negocios.

El Senado de Brasil votó la semana pasada para iniciar un juicio político en contra de Rousseff por acusaciones de haber violado las reglas presupuestarias del país.

El vicepresidente Michel Temer, quien la está reemplazando, podría implementar medidas atractivas para las empresas y los inversores, según un informe de Deutsche Bank firmado por el analista Eduardo Vieira y distribuido a última hora del domingo.

Las políticas intervencionistas de Rousseff que, según el analista estrangularon la inversión durante años, podrían ser reemplazadas por un marco más favorable al mercado que ayude a reavivar la confianza, estabilizar la moneda local y allanar la vía para unos tipos de interés más bajos, dijo Vieira.

"Los riesgos de ejecución para el nuevo Gobierno no son pequeños, pero la barra es más baja", escribió Vieira.

En el informe, el analista del banco alemán considera que Petrobras, que durante años fue la herramienta favorita de Rousseff para unas políticas que avivaron la inflación y llevaron a Brasil a una recesión, podría ser la más beneficiada del cambio.

La siderúrgica Cia Siderúrgica Nacional SA, la aerolínea Gol Linhas Aéreas Inteligentes y el operador de centros comerciales BR Malls SA también podrían sacar provecho.

Los diferenciales de rendimiento promedio sobre una muestra de deuda corporativa en Brasil que Deutsche Bank cubre son cerca de 1,5 puntos porcentuales mayores que hace un año en relación con los bonos del Estado comparables.

Una recuperación económica más rápida que la esperada podría limitar el aumento de la morosidad, ayudando a revertir las provisiones por insolvencias para los bancos domésticos de Brasil, escribió Vieira.

Aliviar la presión política sobre los bancos estatales para reavivar el crecimiento también podría ayudarlos a planificar una expansión "racional" de sus libros de créditos, dijo el reporte. (Reporte de Guillermo Parra-Bernal. Editado en español por Carlos Aliaga)