La UE avanza en negociación para limitar exposición de bancos a deuda soberana

martes 10 de mayo de 2016 15:35 CEST
 

Por Francesco Guarascio y Jan Strupczewski

BRUSELAS, 10 may (Reuters) - Los estados de la UE están avanzando en las conversaciones sobre si limitar la cantidad de deuda soberana que los bancos pueden acumular, a pesar de los temores de algunos países de que esta política pueda afectar a los mercados de bonos y a la estabilidad financiera de los bancos.

En un documento preparado como base para las discusiones de los responsables de gobierno en Bruselas el martes, la presidencia holandesa de la Unión Europa dice que el bloque quizá necesite regular la acumulación de los bancos de deuda soberana antes de que las decisiones se lleven al plano global.

Los bonos soberanos de la UE se tratan como libres de riesgo y están exentos de límites de exposición como los impuestos a la deudas corporativa y doméstica que los bancos poseen.

Alemania dice que limitar la exposición a la deuda soberana reforzaría el balance contable de los bancos, reduciendo los riesgos de los contribuyentes en un futuro sistema en el que los estados de la UE compartirían el coste de rescatar a los bancos que quiebren.

Italia, cuyos bancos tienen grandes cantidades de deuda nacional italiana y podrían ver reducida su exposición si se imponen los límites, está entre los países que se oponen a la medida.

Con Alemania, la economía más grande del bloque, presionando a favor, la introducción de esta medida se ha incluido en las negociaciones para completar la unión bancaria, el proyecto bandera de la UE para mejorar su estabilidad financiera.

"Una serie de estados miembros han expresado la necesidad de enmendar el tratamiento regulatorio de la exposición a la deuda soberana de la unión bancaria, teniendo en cuenta el aumento del nivel de los efectos indirectos y el riesgo compartido que es inherente a la unión bancaria y su diseño institucional", dijo el documento holandés.

La Comisión Europea, el ejecutivo de la UE, quería esperar a las decisiones tomadas a nivel global por el Comité de Basilea, un organismo de supervisores bancarios de unos 30 países, pero el documento holandés dijo que los miembros de la UE deberían avanzar.

"Teniendo en cuenta que las discusiones en el Comité de Basilea están centradas en los riesgos que se perciben globalmente y los resultados finales aún son inciertos, la guía política está justificada sobre si asegurar un tratamiento regulatorio adecuado y cuándo hacerlo", dijo el documento holandés, incluyendo el tema en una lista de áreas "donde más medidas podrían estar justificadas". (Editado por Robin Pomeroy; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)