ACTUALIZA 1-Un feroz incendio en Canadá complica la evacuación de 80.000 personas

miércoles 4 de mayo de 2016 19:56 CEST
 

(Agrega detalles y actualiza firma y procedencia)

4 may - La falta de gasolina y el denso tráfico complicaban el miércoles la evacuación de los 80.000 residentes de la remota ciudad occidental canadiense de Fort McMurray, afectada por un incendio forestal fuera de control que destruyó gran parte de un vecindario y dañó severamente otras áreas.

Los bomberos de la localidad, en la parte nororiental de la provincia de Alberta, en el corazón del área petrolera de Canadá, se enfrentaban a otro día complicado, ya que el clima cálido y seco dificultaba el control de las llamas.

Aunque las principales instalaciones petroleras no estaban en el camino del fuego, el incendio interrumpió algunas operaciones. Royal Dutch Shell PLC anunció el cierre de un yacimiento y dijo estar en proceso de hacer lo mismo en otro.

Suncor Energy Inc, cuyas operaciones con arenas bituminosas son más próximas a la ciudad, señaló que está reduciendo su producción de crudo.

El gobierno regional ordenó el martes la evacuación de todos los residentes de la ciudad, y unas 44.000 personas lograron salir esa misma noche, dijeron funcionarios locales, pero seguía siendo difícil escapar.

El cierre de una autopista el martes obligó a la mayoría de evacuados a dirigirse hacia el norte, lejos de las grandes ciudades. La carretera reabrió el miércoles por la mañana, pero ya no había combustible, impidiendo la salida de mucha gente.

El Departamento de Transporte de Alberta afirmó que está escoltando un camión cisterna con gasolina hacia el norte para ayudar a los conductores que no pudieron seguir su marcha.

Las imágenes del barrio de Beacon Hill, en el sudeste de la localidad, mostraron hileras de cimientos calcinados y los pisos superiores destruidos por completo por el fuego, con una capa de ceniza blanca en el interior. Funcionarios dijeron que el 80 por ciento de las casas del sector, unas 600 en total, fueron destruidas.

El fuego se inició el domingo en el sudoeste de la ciudad, pero después cambió el viento y comenzó a entrar en la localidad el martes. Una previsión de la intensidad potencial del incendio mostró que gran parte del área estaba en clase 6, el máximo nivel posible. No se informó de heridos o muertos. (Información Nia Williams en Calgary, Allison Martell, Ethan Lou, Andrea Hopkins y Fergal Smith en Toronto, y Topher Seguin en Wood Buffalo; editado en español por Ana Laura Mitidieri y Carlos Serrano)