Fabricantes alemanes revisarán 630.000 vehículos por emisiones

viernes 22 de abril de 2016 16:18 CEST
 

Por Markus Wacket y Edward Taylor

BERLIN/FRANKFURT, 22 abr (Reuters) - El escándalo en las pruebas de emisiones de Volkswagen se extendió a otros miembros de la industria automovilística el viernes cuando los principales fabricantes alemanes accedieron a revisar 630.000 vehículos para cambiar un software de motores diésel al que se culpa de una alta contaminación.

Vehículos diésel de Porsche, Volkswagen, Opel, Audi y Mercedes serán revisados para arreglar su sistemas de gestión del motor, dijo un responsable del Gobierno alemán, dentro de una amplia campaña contra las emisiones de oxido de nitrógeno, perjudiciales para la salud.

BMW, que ha invertido en tecnologías de ahorro de combustibles antes que sus rivales, no forma parte de la revisión, dijo el responsable.

Los sistemas y software de gestión de motores llevan en el punto de mira desde que Volkswagen (VW) admitió en septiembre que había instalado programas que manipulaban las pruebas de emisiones de diésel.

A última hora del jueves, VW llegó a un acuerdo para evitar un juicio con el Departamento de Justicia de EEUU, el Estado de California, la Agencia de Protección del Medio Ambiente y la Comsión Federal de Comercio de EEUU, además de abogados de propietarios de vehiculos que presentaron una demanda colectiva.

Aunque no se ha detectado que ningún otro fabricante haya usado estos dispositivos para enmascarar emisiones, los grupos ecologistas y reguladores han criticado el uso generalizdo de sistmas de gestión de motores que desconectan el tratamiento de emisiones para mejorar el rendimiento del motor e incrementan el intervalo entre servicios.

Las pruebas realizadas en Europa han detectado que varios fabricantes usaban una laguna legal que les permitía disminuir los tratamientos de emisiones bajo ciertas circunstancias, ostensiblemente para proteger motores.

Tras efectuar muchas pruebas, la autoridad de transporte alemana, KBA, cuestionó si el uso de esta laguna legal estaba siempre justificado y era necesario, dijo el responsable.

Por otro lado, Daimler, matriz de Mercedes-Benz, dijo a última hora del jueves que el Departamento de Justicia de EEUU había peddio que investigara el proceso de certificación de las emisiones de sus vehículos. (Editado por Keith Weir y Mark Potter, traducido por Emma Pinedo)