Crece el escándalo de manipulación de ahorro de combustible de Mitsubishi Motors

viernes 22 de abril de 2016 14:59 CEST
 

Por Naomi Tajitsu y Chang-Ran Kim

TOKIO, 22 abr (Reuters) - El escándalo por manipulación de pruebas de ahorro de combustible de Mitsubishi Motors Corp se profundizó el viernes, ya que las autoridades de seguridad automovilística en Estados Unidos buscaban información al respecto.

Además, varios medios informaron de que el fabricante japonés había entregado datos engañosos sobre al menos un modelo más a lo divulgado y probablemente sobre varios otros.

Mitsubishi, la sexta automotriz más grande de Japón, admitió esta semana que había exagerado la eficiencia en el uso de combustible de 625.000 coches, lo que restó cerca de un 40 por ciento de su valor de mercado, o 3.200 millones de dólares, en tres días.

Las revelaciones también llevaron a las autoridades japonesas a registrar uno de sus centros de investigación y desarrollo, mientras que Standard & Poor's advirtió de que su calificación podría ser reducida aún más hacia el grado especulativo.

Altos cargos gubernamentales japoneses dijeron que Mitsubishi podría tener que reembolsar a los consumidores si las investigaciones determinan que los vehículos no eran tan eficientes en combustible como se había dicho, lo que se suma a temores de que el escándalo pueda llevar a altos costes por compensaciones y multas.

"Este es un problema serio que podría llevar a la pérdida de confianza en la industria automotriz de nuestro país", comentó el ministro de Transportes, Keiichi Ishii, el viernes en una conferencia de prensa.

Medios locales informaron de que Mitsubishi entregó datos engañosos sobre kilometraje sobre su automóvil eléctrico i-MiEV, que también se vende en el extranjero. Modelos divulgados previamente se comercializan sólo en el mercado japonés y Mitsubishi admitió haber manipulado sus lecturas de ahorro de combustible.

Un responsable de la Administración Nacional de Seguridad de Tránsito en Carreteras de Estados Unidos dijo a Reuters que solicitó a Mitsubishi información sobre vehículos vendidos en el país. La fuente declinó a comentar sobre qué modelos pidió la información o si había pedido datos a otras automotrices. (Información adicional de Ami Miyazaki; escrito por Chang-Ran Kim. Editado en español por Patricio Abusleme)