Fuerte seísmo en Japón deja al menos 9 muertos, centrales nucleares no fueron afectadas

viernes 15 de abril de 2016 08:09 CEST
 

Por Elaine Lies

TOKIO, 15 abr (Reuters) - Al menos nueve personas murieron y cerca de 1.000 resultaron heridas después de que un fuerte seísmo sacudió el suroeste de Japón, derribando casas y dejando a miles sin electricidad, pero no se informó de problemas en las centrales nucleares de la zona.

Fuertes réplicas continuaron sacudiendo el área en torno a la ciudad de Kumamoto el viernes por la mañana después del seísmo inicial del jueves de magnitud 6,0.

Si bien la magnitud fue mucho menor que la del terremoto del 11 de marzo del 2011 que provocó un enorme tsunami y la crisis nuclear en Fukushima, la intensidad fue similar debido a que el terremoto se produjo en tierra y a una profundidad mucho menor.

Más de 44.000 personas fueron evacuadas a escuelas y centros comunitarios, y algunas debieron pasar la noche a la intemperie después de que el primer temblor ocurrió a las 21.30 hora local. Las vías se agrietaron, algunas casas se derrumbaron y cayeron tejas del techo del castillo de Kumamoto en el centro de la ciudad.

La mayoría de los muertos provenía de Mashiki, una ciudad de alrededor de 34.000 personas cerca del epicentro del terremoto, donde los bomberos combatían un incendio la noche del jueves.

A pesar de la intensidad del terremoto del jueves, la ausencia de un tsunami y los estrictos códigos de construcción de Japón ayudaron a mantener una baja cifra de muertos.

La Autoridad de Regulación Nuclear sostuvo que no había complicaciones en las tres plantas de energía atómica de las islas de Kyushu y Shikoku. Algunos servicios de trenes de alta velocidad fueron suspendidos por precaución.

Honda Motor Co suspendió la actividad en una fábrica de motocicletas cercana a Kumamoto, dijo un portavoz de la firma. Mitsubishi Electric Corp y el fabricante de neumáticos Bridgestone Corp suspendieron también las operaciones en sus plantas en la zona. (Información adicional de la Redacción de Tokio. Traducido por Carlos Aliaga)