12 de abril de 2016 / 9:27 / hace 2 años

La reventa ilegal de citas médicas en China desafía las medidas para atajarla

* Los reventas compran tickets de citas y los revenden más caros

* La práctica desata malestar público y lleva a tomar medidas

* Policía de Pekín dice que detuvo a más de 240 reventas este año

* Responables y médicos dicen que problema es difícil de resolver

Por Adam Jourdan

PEKÍN/SHANGHÁI, 12 abr (Reuters) - Al comenzar el día, cientos de pacientes esperan para ver al doctor en una cola que serpentea alrededor del hospital Peking Union de Pekín. Muchos esperarán en vano, porque los reventas como Yu Wei se han adelantado comprando ilegalmente y revendido papeles que asignan citas médicas para el día.

Yu, de 32 años, se gana la vida revendiendo los tiques que los hospitales chinos venden para tener consultas médicas. Los tiques de Yu pondrán a un paciente ante un doctor en dos días, dice, frente a una espera convencional que puede ser de hasta una quincena.

Yu, que como parte de su rutina diaria evita a la policía que patrulla por las cercanías, cobra 850 yuanes (114 euros) por una cita, casi tres veces su valor normal. Yu dijo a Reuters que se queda con 200 yuanes de cada venta, mientras que el resto del beneficio va para gente del hospital que dijo que le ayudaba a conseguir las citas.

“La clase media alta de la ciudad siempre está dispuesta a pagar esta cantidad e incluso más, mientras logren una cita”, dijo Yu, que hablaba entre frecuentes llamadas telefónicas que dijo que eran de posibles clientes. Por detrás, otros reventas competían por la clientela, ofreciendo sus precios a gritos.

La situación ilustra el tamaño del desafío al que el presidente Xi Jinping se enfrenta mientras trata de reformar un sistema sanitario viejo y poco financiado para cumplir una promesa de una sanidad accesible y que todos se puedan permitir.

Las autoridades han tratado de tomar medidas contra la corrupción en la sanidad y la policía dice que ha detenido a unos 240 reventas en Pekín sólo este año. Muchos pacientes y médicos dicen que esta práctica es sólo un síntoma más de problemas más graves: la escasez de doctores y los bajos salarios hacen que los trapicheos sean endémicos.

“Los reventas son un dolor de cabeza para nosotros”, dijo una portavoz del hospital Peking Union apellidada Chen a Reuters por teléfono. “Hay medidas contra ellos, pero es un problema difícil de curar”, dijo, añadiendo que el hospital y sus doctores eran víctimas de los reventas y no estaban implicados en esta práctica.

Las autoridades han prometido intensificar las medidas. Pero cuando Reuters visitó hospitales en Shanghái y Pekín, decenas de reventas operaban a plena vista, ofreciendo las citas a la venta en viva voz.

Un portavoz del departamento de sanidad de la ciudad de Pekín dijo que la policía necesitaba “reforzar” sus esfuerzos y que llevaría tiempo ver resultados reales. El ministerio chino de Sanidad no respondió inmediatamente a solicitudes de comentarios. (Información de redacción de SHANGHAI y Adam Jourdan. Información adicional de Elaine Tan en MANILA y Natalie Thomas en PEKÍN. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid; Editing by Kenneth Maxwell)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below