Alemania niega que vaya a tomar medidas legales si el BCE opta por el "helicopter money"

sábado 9 de abril de 2016 17:02 CEST
 

BERLÍN, 9 abr (Reuters) - El ministro de Finanzas alemán negó una información de una publicación que decía que Alemania consideraría tomar medidas legales si el Banco Central Europeo acudía al reparto de dinero entre ciudadanos de la eurozona (helicopter money), una forma extrema flexibilización monetaria.

La idea del "helicopter money", o reparto de dinero generalizado en un intento por estimular el gasto y la inflación, ha circulado en las últimas semanas pero el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, y el economista jefe, Peter Praet, dijeron el jueves que esta opción no estaba en la mesa.

El sábado Der Spiegel citó fuentes no identificadas en el ministerio diciendo que si el BCE distribuía dinero entre los ciudadanos, el gobierno alemán podría considerar llevarlo a los tribunales para aclarar legalmente los límites del mandato del banco central.

Un portavoz del ministerio hizo hincapié en la independencia del BCE, diciendo: "es sólo independiente en el marco de su mandato, pero no es verdad que el Ejecutivo alemán estuviera considerando tomar medidas legales".

El malestar por la política del BCE está creciendo en Alemania, con políticos de alto nivel haciendo inusuales críticas públicas hacia la institución esta semana. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, dijo que la política del BCE situó a Alemania en desventaja frente a otros países de la zona del euro y el ministro de Economía, Sigmar Gabriel, dijo que sus bajos tipos de interés estaban empobreciendo a los trabajadores y pensionistas.

En la misma línea, responsables de la política de finanzas del bloque conservador expresaron su preocupación también, diciendo que el BCE estaba operando en el límite de su mandato de mantener la estabilidad de precios, con su política de tipos de interés negativos.

Der Spiegel citó al ministro de Finanzas de Baviera, Markus Soeder, miembro de la Unión Sociocristiana (CSU), partido hermanado con los democristianos de la canciller Angela Merkel(CDU), diciendo que la política monetaria del BCE era "equivocada" y que el gobierno alemán tenía que pedir un cambio de dirección.

"La política de tipos de interés cero es un ataque a los bienes de millones de alemanes que han invertido sus ahorros en cuentas y seguros de vida", dijo.

El diputado conservador Ralph Brinkhaus, citado por la misma revista, dijo que Alemania necesitaba a "poner el BCE bajo presión" porque, "de lo contrario, nada va a cambiar". (Información de Michelle Martin; Editado por Alison Williams; Traducido por Victor Tuda)