Biosimilares podrían permitir ahorrar hasta 98.000 mlns para 2020, dice IMS

martes 29 de marzo de 2016 14:54 CEST
 

LONDRES, 29 mar (Reuters) - Las copias de menor coste de complejos fármacos biotecnológicos, conocidos como biosimilares, podrían permitir ahorrar a Estados Unidos y los cinco principales mercados de Europa hasta 98.000 millones de euros para 2020, según un análisis publicado el martes.

Materializar ese ahorro, no obstante, depende de una efectiva educación médica y de que los proveedores sanitarios adopten estrategias inteligentes de acceso al mercado, según el informe del IMS para el Institute for Healthcare Informatics.

El potencial de fabricar copias que arrebaten mercado a marcas originales de biotecnología está acaparando cada vez más la atención de los investigadores, y muchos están preocupados por el impacto sobre los beneficios de empresas como Roche y AbbVie.

También presenta una oportunidad para un grupo emergente de especialistas en biosimilares, como la surcoreana Celltrion y los grandes fabricantes de genéricos con 'know-how' en biotecnología, como la división de Novartis Sandoz.

El ahorro de 98.000 millones de euros se basa en ocho grandes fármacos biotecnológicos, como Humira de AbbVie y Herceptin de Roche, que van a perder la protección por patente en los próximos cinco años.

También asume un descuento medio del biosimilar del 40 por ciento, mientras que el ahorro caería a 74.000 millones de euros con un descuento del 30 por ciento y a 49.000 millones con un descuento del 20 por ciento.

Las predicciones de IMS cubren Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, España y Estados Unidos.

El interés en los biosimilares ha crecido de forma significativa en los últimos dos años gracias a la entrada de copias de fármacos con anticuerpos que están entre los medicamentos bajo prescripción más vendidos del mundo.

Europa tiene una larga experiencia con biosimilares, tras haber aprobado los primeros productos de este tipo hace 10 años, pero su penetración varía ampliamente de país en país, en función de las condiciones del mercado local.

IMS dijo que Alemania había sido bastante éxito a la hora de estimular la prescipción de biosimilarse, mientras algunos laboratorios habían retirado sus productos de Austria al imponer reducciones de precio obligatorias para ciertos biosimilares. (Información de Ben Hirschler; Traducido por Emma Pinedo)