Gasto del consumidor japonés repunta en febrero, pero el panorama es incierto

martes 29 de marzo de 2016 08:48 CEST
 

TOKIO, 29 mar (Reuters) - El gasto de los consumidores japoneses subió en febrero por primera vez en seis meses, pero la desaceleración del crecimiento en los salarios y los temores sobre los mercados emergentes reflejan la persistente presión sobre el Gobierno para lanzar nuevos estímulos y así impulsar la economía.

La demanda laboral se mantuvo en máximos en dos décadas, pero la tasa de desempleo subió levemente en el segundo mes del año, en una señal tentativa de una pausa en las recientes mejorías en el mercado del trabajo.

La desaceleración del aumento de los salarios y los temores sobre los riesgos que suponen las débiles economías de mercados emergentes alimentarían la especulación de que el Gobierno japonés lance una nueva ronda de estímulos y retrase un incremento de impuestos.

El gasto de los hogares japoneses se incrementó un 1,2 por ciento a nivel interanual en febrero en términos reales a precios ajustados, mostraron el martes datos del Gobierno.

El alza se compara con una expectativa promedio de un declive anual de un 1,5 por ciento y se produce tras la caída anual del 3,1 por ciento en enero.

Otros datos mostraron que las ventas minoristas subieron un 0,5 por ciento en febrero frente al mismo mes del año pasado, por debajo del pronóstico promedio de un incremento anual del 1,7 por ciento.

La tasa de desempleo desestacionalizada subió en febrero a un 3,3 por ciento, desde el 3,2 por ciento del mes previo. La mediana de las estimaciones del mercado era que la tasa se mantuviera sin cambios.

El consumo interno ha estado bajo presión desde que el Gobierno aumentó un impuesto a las ventas en el 2014.

Una segunda alza impositiva a las ventas se debiera producir en el 2017, parte de un plan de dos pasos para recaudar más dinero y destinarlo al gasto sanitario.

Mientras, las firmas aumentaron los salarios en un promedio de 2,1 por ciento en la negociación anual en la primavera de este año, según datos de la Confederación de Comercio de Japón, menos que el 2,4 por ciento en promedio de incremento el año pasado, un factor negativo para el panorama del consumo. (editado en Español por Manuel Farías)