ACTUALIZA 1-Abengoa, cerca de lograr apoyo del 60% de sus acreedores - fuentes

martes 22 de marzo de 2016 14:45 CET
 

(Añade datos proporcionados de la empresa sobre préstamo)

MADRID, 22 mar (Reuters) - Abengoa tendría cerca el visto bueno de un 60 ciento de sus acreedores a un preacuerdo de reestructuración de su deuda, un requisito con el que tratará de convencer al juez de que le dé más tiempo para lograr la aprobación de un porcentaje más amplio y así evitar la quiebra, dijeron dos fuentes de la negociación.

El grupo dijo el martes que en el marco de las negociaciones bancos y tenededores de bonos, estos han acordado concederle un préstamo de 137 millones de euros para "necesidades generales de negocio".

"Esta firma hace pensar que se va a lograr el 60 por ciento de aquí al domingo, de lo contrario no tendría sentido que le estuvieran dando estos fondos", dijo una de las fuentes, que añadió que Abengoa destinará los fondos a atender a pagos de nóminas y proveedores.

El 28 de marzo finaliza el plazo del preconcurso de acreedores en el que se encuentra la empresa, tras lo cual en principio tendría que declararse en concurso, que de producirse sería el mayor de la historia de España.

No obstante, la empresa de ingeniería y energías renovables ha acordado con parte de los acreedores un plan de reestructuración y trata ahora de lograr un apoyo más amplio al mismo de bonistas y bancos.

En concreto, la empresa confía en que, una vez tenga el apoyo de un 60 por ciento de acreedores al plan y a un periodo de "standstill" o espera, podrá acudir al juez y solicitarle tiempo más allá del lunes para intentar alcanzar el 75 por ciento, mínimo necesario para aplicar la propuesta al resto de la deuda.

A mediados de mes el grupo dijo que tenía ya el apoyo del 40 por ciento al preacuerdo, con el que propone reducir su deuda financiera hasta los 4.923 millones de euros, desde los 9.395 millones que tenía a finales de 2015, obtener financiación para superar el bache actual y lograr un ebitda positivo a partir de 2017.

Para reflotar la compañía, los acreedores asumirían canjes de deuda por capital y una quita del 70 por ciento de la deuda corporativa, dejando a los accionistas actuales con sólo un 5 por ciento del capital.   Continuación...