Con su viaje a La Habana, Obama busca hacer irreversible la apertura a Cuba

martes 15 de marzo de 2016 07:39 CET
 

Por Matt Spetalnick y Jeff Mason y Patricia Zengerle

WASHINGTON, 15 mar (Reuters) - La histórica visita de Barack Obama la próxima semana a La Habana podría ser el momento más cercano que tenga a la visita de Richard Nixon a China, pero también tiene una meta práctica: volver su apertura a Cuba irreversible para el próximo presidente de Estados Unidos.

El Gobierno de Obama espera que lograr que más compañías de Estados Unidos inviertan en Cuba y flexibilizar los viajes a la isla vuelva casi imposible a los republicanos, que tradicionalmente tienen una postura favorable a las empresas, el revertir la distensión de las relaciones si ganan la carrera a la Casa Blanca en noviembre.

Antes de su viaje del 20 al 22 de marzo a La Habana, el escenario está listo para que se flexibilicen nuevamente las restricciones comerciales y se realice una serie de anuncios de negocios en industrias que van desde los hoteles a las telecomunicaciones y posiblemente las Grandes Ligas de Béisbol.

"El Gobierno quiere hacer tanto como sea posible de forma unilateral antes de que se agote el tiempo", dijo una persona que ha sido informada sobre la estrategia de Obama.

Aún resta por ver, sin embargo, si Obama puede empujar al Gobierno comunista de Cuba a adoptar al menos reformas económicas modestas que ayudarían a garantizar que su política perdure.

Los líderes de Cuba han sido lentos a la hora de reducir su control sobre la economía de la isla. Eso, además de los estrictos límites que persisten bajo el embargo comercial de Estados Unidos a la isla caribeña, ha vuelto cautelosas a muchas firmas estadounidenses.

Los críticos de Obama lo acusan de ceder demasiado a cambio de muy poco de parte del presidente cubano, Raúl Castro, y dicen que ahora está dando una "vuelta de la victoria" prematura.

Obama y sus asesores insisten en que su apertura a La Habana tiene una mejor opción de sembrar las semillas de un eventual cambio que lo que consideran como una política estadounidense fallida de aislamiento que se ha aplicado durante más de medio siglo.

"Este no es un tema de entregar concesiones (...) este es un tema de involucrarnos directamente con el pueblo cubano", dijo Obama a CNN en Español. (Reporte adicional de Daniel Trotta en La Habana; Editado en Español por Ricardo Figueroa)