Banco de Japón mantiene política, advierte de bajas expectativas inflacionarias

martes 15 de marzo de 2016 07:32 CET
 

Por Leika Kihara

TOKIO, 15 mar (Reuters) - El Banco de Japón mantuvo el martes su política monetaria sin cambios, pero ofreció una perspectiva más sombría de la economía y advirtió del debilitamiento de las expectativas inflacionarias, apuntando a factores desfavorables que podrían justificar nuevas medidas de estímulo en el futuro.

El banco central decidió además eximir unos 90.000 millones de dólares en fondos de corto plazo -conocidos como fondos de reserva de dinero- de la tasa de interés negativa, en medio de advertencias de la industria de valores sobre que el dinero de inversiones podría ser impulsado hacia depósitos bancarios.

Como lo esperaba la mayoría del mercado, el banco central mantuvo su compromiso de aumentar la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes (700.000 millones de dólares). También dejó sin cambios la tasa de interés de -0,1 por ciento que aplica a parte de las reservas que las instituciones financieras mantienen en el BOJ.

"La economía de Japón sigue recuperándose en una tendencia moderada", dijo el BOJ, advirtiendo que el repunte en las exportaciones se pausó debido a una desaceleración del crecimiento en las economías emergentes.

Es perspectiva fue un poco más sombría que la ofrecida en enero, cuando el BOJ dijo que la economía continuó recuperándose a un ritmo moderado gracias a las mayores exportaciones.

El BOJ también revisó a la baja su evaluación de las expectativas inflacionarias para decir que "recientemente se debilitaron", reconociendo que uno de los canales clave de su enorme programa de estímulo no estaba funcionando tan bien como esperaba.

"El BOJ realiza un gran esfuerzo para reducir el impacto que las tasas negativas tienen sobre el sector financiero, porque los bancos han sido muy críticos con esta política (...) La rebaja de la evaluación económica es un preludio de una nueva flexibilización", dijo Hiroaki Muto, economista de Tokai Tokyo Research Center.

El BOJ recortó inesperadamente la tasa de interés referencial bajo cero en enero, pero la medida no ha logrado impulsar los precios de las acciones ni frenar una indeseada apreciación del yen, lo que generó críticas de los legisladores debido a que confundió a los mercados en lugar de calmarlos.

(Reporte de Leika Kihara; Reporte adicional de Stanley White, Tetsushi Kajimoto y Minami Funakoshi; Editado en Español por Ricardo Figueroa)