Sareb espera saneamientos adicionales por nuevo marco contable

viernes 2 de octubre de 2015 08:58 CEST
 

MADRID, 2 oct (Reuters) - El nuevo marco contable introducido por el Banco de España forzará al banco malo español, denominado Sareb, a realizar más provisiones por posibles minusvalías en sus carteras de activos que se sumarán a los cerca de 1.000 millones de euros de saneamientos realizados entre 2013 y 2014.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) tendrá que valorar a precios de mercado unos 250.000 inmuebles antes de final de año para cumplir con la circular distribuida este viernes por el Banco de España, según dijo la propiedad empresa en una nota de prensa.

"(La circular) generará nuevas necesidades de provisiones, aunque este impacto contable no alterará sustancialmente los flujos de ingresos previsto en su plan de negocio, que se revisa anualmente", dijo.

Para afrontar este impacto, Sareb cuenta con 3.600 millones de euros en deuda subordinada, que contempla convertir en capital, "por lo que se descarta nuevas aportaciones de capital".

La deuda subordinada del Frob fue suscrita por varias entidades financieras, destacando Santander, que aportó en torno a 600 millones de euros, Caixabank más de 400 millones , Sabadell cerca de 250 millones y Popular mas de 200 millones. Además el Frob aportó más de 1.600 millones de euros.

La mitad de la cartera deberá estar tasada con los nuevos criterios al cierre de 2015 y el resto, en 2016.

En total, Sareb deberá valorar periódicamente con esta metodología los más de 100.000 inmuebles propios, 400.000 en garantía, y unos 70.000 préstamos que recibió en el momento del traspaso.

Operativa desde 2013, la Sareb asumió casi 200.000 activos por valor de 50.000 millones de euros en terrenos, viviendas y préstamos de bancos rescatados. El objetivo de la entidad, creada por imposición de Bruselas, era desvincular los activos tóxicos de una banca necesitada de un duro saneamiento y colocarlos de nuevo en el mercado.

Pese a que el banco malo ha prometido unas importantes rentabilidades a los inversores, cerró 2014 con pérdidas netas de 585 millones, duplicando con creces los 261 millones de euros perdidos en 2013, ante el fuerte incremento de los saneamientos de créditos problemáticos. (Información de Tomás Cobos; editado por Robert Hetz)