En espera de la lectura de Rajoy, los mercados ignoran el 27-S

lunes 28 de septiembre de 2015 10:24 CEST
 

MADRID, 28 sep (Reuters) - El resultado de las elecciones catalanas, con una clara victoria de la opción independentista, pero sin obtener la mayoría de los votos de los catalanes, tuvo un impacto tibio, incluso levemente positivo en los mercados, que parecen dar pocas probabilidades a un proceso secesionista, proyectan la necesidad de diálogo y centran sus miras en las elecciones generales de diciembre.

"Creemos que habrá pocas consecuencias reales en el corto plazo. Una vez concluidas estas elecciones, la atención de los inversores a nivel político pasará a las elecciones generales de finales de año", dijeron los analistas de Renta 4, para añadir que el rumbo bursátil seguirá centrado por "la evolución del ciclo económico y su impacto en resultados empresariales".

Tras una apertura tímidamente bajista, la bolsa española subía un 0,6 por ciento frente a un leve descenso del índice paneuropeo Eurofirst 300 mientras que tanto la prima de riesgo hispano-alemana a diez años como la rentabilidad del bono bajaban ligeramente.

Aunque el PP perdió la mitad de sus escaños y a pesar de que muchos analistas y políticos dan por hecho que el resultado obligará a recuperar la vía negociada con el Gobierno central, el presidente del gobierno y líder del partido, Mariano Rajoy, no se había pronunciado sobre el resultado en la mañana del lunes.

"¿Dónde está el presidente del gobierno de España? Rajoy demuestra que no entiende lo que ocurre", dijo Albert Rivera, líder de Ciudadanos, el partido emergente que el domingo se convirtió en la segunda fuerza en el Parlament con 25 escaños.

Aunque muchos argumentan que, en términos de plebiscito, los partidos separatistas han perdido las elecciones, casi todos los políticos están de acuerdo en que la mayoría que obtienen en la Cámara Junts pel Sí y la formación de izquierdas CUP debería llamar la atención sobre la necesidad de resolver el problema entre el estado central y el catalán.

"Cualquiera que no reconozca que el 47 por ciento ha votado por el independentismo, es un irresponsable", explicó Pablo Iglesias, el líder de Podemos, cuya alternativa en Cataluña solo consiguió once escaños, perjudicada por su confusa postura sobre la independencia, al abogar por el derecho a decidir pero no abrazarse a la bandera del "sí" ni a la del "no".

DE LA MANO DE LA CUP   Continuación...