Los jóvenes de clase media son los que más pierden con la deflación - estudio

viernes 25 de septiembre de 2015 14:24 CEST
 

FRÁNCFORT, 25 sep (Reuters) - Los jóvenes de clase media que asumen préstamos para comprar casas son quienes más salen perdiendo por la caída de los precios, mostró el viernes un estudio publicado por el Banco Central Europeo (BCE) que trata de evaluar el impacto de la deflación en la carga de deuda.

La bajada de precios se ha convertido en una amenaza para la zona euro de 19 países debido a que la inflación se ha ralentizado hasta una parada virtual. La caída de precios podría dañar la economía más aún si los consumidores retrasan las compras con la esperanza de que los coches, por ejemplo, se abaraten más.

El BCE publicó el viernes análisis que muestran otra consecuencia de tal bajada de precios - el desigual impacto sobre la riqueza de la gente y los países, dependiendo en parte de cuánta deuda tengan.

"La inflación o deflación por sorpresa genera redistribución de la riqueza", dijeron los autores del informe.

La caída de precios hace más dura la carga de la deuda porque con el tiempo se hace más difícil repagar el nominal, ya que el dinero pierde su valor y los salarios bajan. Aquellos que han prestado dinero, sin embargo, están en una situación inversa.

El informe señaló a los hogares jóvenes como particularmente vulnerables, mientras que la gente más acomodada y con menos deuda salía ganando.

"Los hogares más viejos y ricos ... tienden a ser los ganadores predominantes de la deflación inesperada, mientras que los jóvenes de clase media, que tienden a pedir préstamos para comprar hogares, tienden a ser los perdedores", dijo el informe.

El estudio apuntó a España, Grecia, Italia y Portugal como los 'mayores perdedores netos' de una caída de precios, mientras que Bélgica, en cambio, salía ganando.

El BCE está imprimiendo decenas de miles de millones de euros cada mes, comprando sobre todo bonos soberanos, para impulsar los precios. Pero el impacto del programa de compras ha quedado en entredicho por una fuerte bajada en el precio del petróleo. (Información de John O'Donnell. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)