La canción "Cumpleaños Feliz" pasa a ser de dominio público

miércoles 23 de septiembre de 2015 11:33 CEST
 

Por Andrew Chung

23 sep (Reuters) - Un juez estadounidense dictaminó el martes que Warner/Chappell Music no posee los derechos de autor válidos de una de las canciones más reconocibles del mundo, "Happy Birthday to You" (cumpleaños feliz), una decisión que hace que la canción pase a ser de dominio público.

La esperada sentencia es fruto de una demanda colectiva putativa presentada en 2013 por varios artistas contra Warner/Chappell, en busca de una devolución de los millones de dólares ganados en honorarios por la compañía durante años.

Para emitir el veredicto, el juez de distrito de Estados Unidos George H. King tuvo que investigar la larga y complicada historia de la canción, que comenzó en 1893 con la publicación de una melodía llamada "Good morning to all" (Buenos Días a Todos) en un cancionero para niños de preescolar, escrito por una mujer de Kentucky llamada Mildred Hill y su hermana, Patty.

Esa melodía finalmente llegó a ser cantada con la familiar letra de "Happy Birthday to You", que Patty también afirmó haber escrito, según documentos judiciales.

Los derechos de autor de Warner se negociaron con el editor de las hermanas Hill, la compañía Clayton F. Summy Co., posteriormente conocida como Birch Tree y adquirida por Warner en 1988. Summy había obtenido los registros de "Happy Birthday to You" en 1935, de acuerdo con documentos del tribunal.

"Los acusados nos pidieron averiguar que las hermanas Hill les dieron a Summy Co. los derechos de la letra para explotarla y protegerla, pero esta afirmación no es apoyada por los registros", escribió King en su texto de 43 páginas.

"Las hermanas Hill dieron a Summy Co. los derechos a la melodía, y los derechos para los arreglos de piano basados en la melodía, pero nunca ningún derecho sobre la letra", agregó.

Warner no pudo ser contactado de inmediato para hacer comentarios.

"'Happy Birthday to You" es finalmente gratis después de 80 años", dijo al diario Los Angeles Times Randall Newman, abogado de los artistas que incluyen a cineastas que trabajan en un documental sobre la canción. "Finalmente, la farsa ha terminado. Es increíble", añadió. (Información adicional de Curtis Skinner en San Francisco; traducido por Víctor Nauzet Hernández)