El presidente chino busca tranquilizar a EEUU sobre comercio y seguridad

miércoles 23 de septiembre de 2015 08:23 CEST
 

Por Michael Martina y Eric M. Johnson y Alwyn Scott

SEATTLE, EEUU, 23 sep (Reuters) - El presidente de China, Xi Jinping, en el primer día de una visita de una semana a Estados Unidos, trató de tranquilizar el martes a las empresas y los funcionarios sobre una serie de temas complejos como la reforma económica, los ataques cibernéticos, los derechos humanos y el robo de información comercial.

Xi, que ofreció un discurso a unos 650 ejecutivos de negocios y otros invitados en Seattle, se refirió a los temas que han tensado relaciones entre Estados Unidos y China.

China no manipulará su moneda para impulsar las exportaciones y nunca participará en el robo de información comercial, sostuvo, y agregó que su país no discriminará a las empresas extranjeras, acelerará la apertura de su mercado y hará esfuerzos por mejorar la situación de los derechos humanos.

"Si China y Estados Unidos cooperan bien, pueden convertirse en una piedra angular de la estabilidad mundial", dijo Xi. "Si entran en conflicto o confrontación, esto daría lugar a un desastre para ambos países y el mundo en general", añadió.

Sin embargo, a pesar de sus comentarios tranquilizadores, Xi se enfrenta a preguntas sobre las políticas actuales de su Gobierno.

Probablemente será presionado respecto a temas específicos cuando se reúna esta semana con líderes empresariales antes de asistir a una cena de etiqueta en la Casa Blanca ofrecida por el presidente Barack Obama.

Cerca de 100 personas se reunieron en el centro de Seattle el martes para protestar contra los abusos a los derechos humanos en China, la primera en la que podría ser una serie de manifestaciones en contra de la presencia del líder chino.

La visita de Xi a Estados Unidos concluirá con un discurso en Naciones Unidas.   Continuación...