Crecen temores de deflación en China al hundirse los precios al productor

jueves 10 de septiembre de 2015 08:15 CEST
 

Por Pete Sweeney y Winni Zhou

PEKÍN, 10 sep (Reuters) - Los fabricantes chinos recortaron precios en agosto a su ritmo más acelerado en seis años, después de que los precios de las materias primas cayeran y la demanda se enfriara, lo que sugiere unos riesgos persistentes de deflación sobre la economía y aumenta las expectativas de nuevas medidas de estímulo.

El índice de precios al productor (IPP) cayó un 5,9 por ciento en agosto respecto al mismo mes del año pasado, su mes número 42 de descenso consecutivo y su mayor retroceso desde los peores momentos de la crisis financiera mundial a finales del 2009, mostraron datos el jueves.

El mercado esperaba una caída de un 5,5 por ciento tras un descenso de un 5,4 por ciento en julio.

"El cambio en el PPI es muy preocupante. Podría afectar la rentabilidad corporativa, lo que a su vez podría afectar el consumo y la economía", dijo Li Huiyong, economista de Shenyin y Wanguo Securities.

"Debemos redoblar las políticas de apoyo", agregó.

El índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2 por ciento en agosto respecto al mismo mes de 2014, a un máximo de un año, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas, pero gran parte del aumento se debió a los mayores costes de los alimentos, no a una mejoría de la actividad económica.

Los analistas consultados por Reuters habían pronosticado que el IPC subiría un 1,8 por ciento, en comparación con el 1,6 por ciento registrado el mes anterior.

De hecho, la inflación que no considera los alimentos permaneció en un 1,1 por ciento, sin cambios desde julio.   Continuación...