Locura selfie: demasiadas muertes por obtener la foto

jueves 3 de septiembre de 2015 10:48 CEST
 

Por Matt Siegel

SYDNEY, 3 sep (Reuters) - El auge de la fotografía selfie en algunos de los lugares más bellos -y peligrosos- del mundo está provocando algunas intervenciones destinadas a combatir la exposición al riesgos que ha dado lugar a trágicas muertes en diferentes países.

El acto de tomarse una foto con un móvil, colocándose el sujeto en el centro de la escena, se ha popularizado en los últimos años, con la reina Isabel II de Inglaterra y el presidente estadounidense Barack Obama uniéndose a la moda.

Pero el selfie también ha inspirado una exposición a riesgos y a un comportamiento público ofensivo, presionando los límites de la seguridad y el decoro, ya sea colgándose de un rascacielos o posando con explosivos.

Varios gobiernos y organismos reguladores han empezado a considerar los selfies como una seria amenaza para la seguridad pública, lo que lleva a poner en marcha campañas educativas que recuerdan a las que combaten el tabaquismo y alcoholismo.

Decenas de muertes y lesiones relacionadas con selfies a principios de 2015 llevaron al Ministerio del Interior de Rusia a poner en marcha una campaña de advertencia sobre el peligro que implica, entre otras cosas, posar junto a un león.

La Unión Europea propuso en junio una ley para tipificar como delito las publicaciones en redes sociales que contienen imágenes de monumentos como la Torre Eiffel en París o Fontana de Trevi en Roma. Y las autoridades indias dijeron esta semana que estaban instalando una "zona no selfie" en el festival hindú Kumbh Mela por temor a que pudieran producirse estampidas. (Información de Lincoln Feast y Robert Birsel; traducido por Víctor Nauzet Hernández)