S&P recorta pronósticos de precios de metales y revisa calificación de mineras

lunes 31 de agosto de 2015 16:32 CEST
 

MELBOURNE, 31 ago (Reuters) - Standard & Poor's advirtió el lunes de que probablemente revisaría la calificación crediticia para algunas mineras el próximo fin de semana tras reducir sus pronósticos de precios para el aluminio, el cobre, el zinc, el níquel y el oro, y dijo que prevé que los precios permanezcan volátiles.

La agencia de calificación redujo con fuerza sus pronósticos para el precio del níquel en casi un 25 por ciento, a 5 dólares por libras, por el resto de 2015 y a 5,50 dólares por libra en 2016, lo que podría afectar la calificación del gigante minero brasileño Vale y de la rusa Norilsk Nickel.

S&P recortó su pronóstico para el precio del aluminio en 18 por ciento, a 0,70 dólares la libra, para el resto de 2015, y en 12 por ciento, a 0,75 dólares por libra, en 2016.

Además, redujo su pronóstico para los precios del cobre en 11 por ciento, a 2,40 dólares la libra, por el resto de este año, 2016 y 2017.

Sin embargo, elevó su previsión para el precio del mineral de hierro para el resto de este año en 5 dólares, a 50 dólares por tonelada, y estima que el precio permanecerá ahí en 2016.

"En esta etapa, esperamos adoptar sólo acciones selectivas de calificación (...) Estarán basadas en la flexibilidad de la compañía de adaptarse a precios más débiles reduciendo el gasto y los pagos a los accionistas", dijo S&P.

"Sin embargo, anticipamos que los precios de las materias primas permanezcan volátiles, mientras que la desaceleración en China ha aumentado la incertidumbre, y seguiremos vigilando de cerca la capacidad de las empresas de absorber los impactos en los próximos meses".

S&P y Moody's advirtieron la semana pasada que la calificación crediticia de la gigante minera BHP Billiton podría verse presionada en el año financiero 2016 si los precios de las materias primas permanecen débiles y la empresa sigue subiendo su dividendo.

S&P prevé ahora que los precios del oro promedien 1.150 dólares la onza en los próximos dos años, menos que un pronóstico previo de 1.200 dólares la onza. (Información de Sonali Paul. Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)