Francia critica al este de Europa y a Hungría por su política de refugiados

domingo 30 de agosto de 2015 13:28 CEST
 

PARÍS, 30 ago (Reuters) - El ministro de asuntos exteriores francés, Laurent Fabius, acusó a los países del este de Europa, principalmente a Hungría, de que su "escandalosa" política sobre los refugiados va en contra de los valores de la Unión Europea.

Algunos gobiernos europeos han rechazado aceptar refugiados y se han resistido a las propuestas de la Unión Europea de acordar un plan común para intentar hacer más para combatir la crisis, que se está intensificando debido a un repunte del tráfico migratorio que huye de la pobreza y la guerra en África, Asia y Oriente Medio.

"Con la vista puesta en aquellas personas que son perseguidas políticamente fuera de su país tenemos que ser capaces de darles la bienvenida", dijo Fabius a la radio Europe 1.

"Cada país tiene que responder a eso. Francia, Alemania y otros tienen que hacerlo, pero cuando veo a ciertos países que no aceptan a esos grupos, lo encuentro escandaloso".

"En particular los Estados del este de Europa. Son extremadamente duros. Hungría es parte de Europa, que tiene valores y que no se respetan colocando vallas", dijo Fabius.

Hungría, que forma parte de la zona Schengen, por la cual no se pide pasaporte a los ciudadanos de los países que forman parte de ese grupo, está construyendo una valla a lo largo de su frontera con Serbia para contener lo que califica como amenaza para la seguridad europea, prosperidad e identidad.

"Hungría no está respetando los valores comunes de Europa y las autoridades comunitarias deben tener una discusión seria, incluso un debate abierto con sus representantes", dijo Fabius.

La Organización Internacional para las Migraciones estima que más de 300.000 personas han cruzado el Mediterráneo en lo que va de año para llegar al sureste de Europa.

La dificultad de acordar una política común se puso de manifiesto en junio cuando los líderes rechazaron la propuesta del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que planteaba cuotas para compartir las personas que buscan asilo en Italia y Grecia.

En un comunicado conjunto el domingo junto con sus contrapartes británico y alemán, el ministro de Interior francés Bernard Cazeneuve dijo que habían pedido una cumbre urgente para tratar sobre la inmigración en las próximas dos semanas.

Los tres ministerios "subrayaron la necesidad de llevar a cabo medidas inmediatas para encarar el reto creado por el influjo de emigrantes", indicó el comunicado. (Información de John Irish, editado por William Hardy; traducido por Andrés González)