El hombre más rico de China pide renunciar a fantasía de un crecimiento alto

jueves 27 de agosto de 2015 11:49 CEST
 

Por Shu Zhang y Matthew Miller

PEKÍN, 27 ago (Reuters) - El hombre más rico de China dijo el jueves que el Gobierno tenía que renunciar a cualquier "fantasía" de mantener elevadas tasas de crecimiento económico, unos comentarios valientes en un momento en el que Pekín trata de contener una caída de los mercados que ha golpeado a las bolsas de todo el mundo.

El multimillonario Wang Jianlin, en declaraciones después de que su compañía, el grupo Dalian Wanda, dijera que había adquirido World Triathlon Corp (WTC) por 650 millones de dólares, añadió que la clave era si el crecimiento económico es "sostenible y seguro".

"La economía china necesita transformarse, de depender de la inversión y las exportaciones al consumo. Es un proceso doloroso. Si esa transformación no ocurre ahora, sería incluso más doloroso en el futuro", dijo Wang.

"China tiene que renunciar a la fantasía de mantener una tasa de crecimiento alto del 7 u el 8 por ciento y aceptar un 6, un 7 o incluso un 5", dijo Wang, que recientemente ha adquirido una participación en el club de fútbol Atlético de Madrid y comprado el histórico edificio España en la capital.

El miedo a que una profundización de la ralentización en China podría dañar la economía mundial ha sacudido a los mercados y a las materias primas en todo el mundo.

Oficialmente, se espera que la economía de China se expanda en torno al 7 por ciento este año, la tasa más baja en dos décadas, pero muchos observadores creen que está creciendo a un ritmo mucho más lento.

Los analistas llevan tiempo albergando dudas sobre la credibilidad de los datos del PIB chino, aunque sólo sea porque se dan apenas dos semanas después del cierre de un trimestre.

En una conferencia sobre beneficios en Hong Kong el jueves, un ejecutivo de Dalian Wanda Commercial Properties Co, propiedad de Wang, dijo que la compañía tenía previsto solicitar la salida a bolsa en Shanghái a principios de septiembre.

Wang dijo a los periodistas en Pekín que la reciente caída de los mercados no influiría en las operaciones de Wanda y que creía que la firma superaría sus objetivos de 2015.

"Lo que nos influye en nuestra psicología, nuestro efecto sobre la riqueza, nuestras cifras de riqueza, o el precio de las acciones que yo u otros ejecutivos ostentamos. Ese es un efecto psicológico", dijo Wang. (Información adicional de Matthew Miller en Pekín y Clare Jim y Clare Baldwin en Hong Kong; Escrito por Anne Marie Roantree; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)