El BCE ve riesgos para el crecimiento en China y en alza de tipos de la Fed

jueves 13 de agosto de 2015 14:17 CEST
 

FRÁNCFORT, 13 ago (Reuters) - La volatilidad del mercado financiero de China podría tener un impacto mayor de lo esperado sobre la frágil recuperación económica de la zona euro, mientras que una eventual subida de los tipos de interés en Estados Unidos también podría constituir otro viento en contra, dijo el Banco Central Europeo en las actas de su reunión de política monetaria en julio.

La recuperación del bloque de 19 países sigue siendo moderada y gradual, en línea con las previsiones anteriores, pero esto fue un resultado "decepcionante" porque el PIB real sigue todavía próximo a los niveles de 2008, mientras que Estados Unidos ha registrado un repunte significativo, dijo el BCE en las actas de su reunión del 15 y 16 de julio publicadas este jueves.

El riesgo de que el crecimiento sea menor de lo esperado continuaba, dijo la entidad presidida por Mario Draghi, con algunos datos como las cifras de producción industrial decepcionantes en primavera apuntando a residuales debilidades e incertidumbres.

"En particular, los acontecimientos financieros en China podrían tener un impacto adverso mayor del que se esperaba, dado el papel prominente de este país en el comercio mundial", dijo el BCE. "Este riesgo podría verse agravado por efectos en cadena negativos de subidas de los tipos de interés en Estados Unidos sobre el crecimiento de las economías de mercado emergentes".

La Bolsa de Shanghái cayó más de un 20 por ciento en el mes anterior a la reunión de julio del BCE y las perspectivas de crecimiento de China parecen haberse deteriorado más los últimos días.

La moneda china se ha depreciado cerca del 4 por ciento en los últimos tres días, mientras que se espera que el crecimiento de la segunda mayor economía del mundo se ralentice desde el 7,4 por ciento en 2014 al 7 por ciento este año, su ritmo más lento en un cuarto de siglo, lastrado por debilidad de las exportaciones, una demanda interna débil y un enfriamiento del mercado inmobiliario.

Sin embargo, el BCE no se mostró muy preocupado por Grecia, argumentando que los riesgos estaban contenidos y que el rescate, si se acuerda, mejorará la confianza en el conjunto de la zona euro. (Información de Balazs Koranyi; traducción de Jose Elías Rodríguez)