La investigación por corrupción en Brasil amenaza los preparativos de Río 2016

viernes 31 de julio de 2015 18:05 CEST
 

Por Stephen Eisenhammer

RÍO DE JANEIRO, 31 jul (Reuters) - El mayor escándalo de corrupción en Brasil amenaza con frenar los preparativos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del próximo año, ya que amenaza con afectar a compañías constructoras responsables de proyectos para el evento por unos 12.000 millones de dólares.

Los fiscales que investigan el escándalo en la petrolera estatal Petrobras han implicado a más de 20 compañías, incluidas cinco que trabajan en instalaciones e infraestructura olímpica.

La investigación ha dejado a las compañías en un momento difícil ya que se acabaron sus líneas de crédito y sus principales ejecutivos están presos a la espera de juicio.

En un intento por limitar los daños, el gobierno de la ciudad se ha visto por momentos obligado a actuar como banco, prestando dinero a las compañías para evitar que se frenen las construcciones, dijo una fuente a Reuters.

"Le estamos adelantando dinero a las empresas y cuando se liberen los fondos a nivel federal serán enviados al Ayuntamiento", dijo la fuente.

De las cinco firmas, Odebrecht participa en más de la mitad de los proyectos para los Juegos. Las otras cuatro representan gran parte del resto: OAS SA, Andrade Gutierrez SA, Queiroz Galvao SA y Carioca Christiani Nielsen Engenharia SA.

OAS, una de las mayores firmas constructoras de Brasil, entró en bancarrota en marzo después de que sus líneas de crédito se acabaran. La empresa es parte de un consorcio que construye una serie de instalaciones olímpicas en Deodoro, en el noreste brasileño, donde se realizarán las competencias de rugby, tiro y BMX.

La empresa dijo que el proyecto no se ha visto afectado.   Continuación...