Reuniones sobre rescate griego desatan guerra de nervios y desmentidos

martes 28 de julio de 2015 19:48 CEST
 

Por Renee Maltezou y Francesco Guarascio

ATENAS/BRUSELAS, 28 jul (Reuters) - La guerra de nervios entre Atenas y Bruselas se hizo evidente el martes con una serie de declaraciones contrapuestas y desmentidos, que dejaron al descubierto la profundidad de la desconfianza mutua ante una nueva ronda de negociaciones sobre un rescate de 86.000 millones de euros que comenzó esta semana.

Cualquier esperanza de un comienzo desde cero en las tirantes relaciones entre el gobierno izquierdista de Grecia, purgado de sus miembros más radicales, y las instituciones que representan a sus acreedores, pareció diluirse por la cascada de aseveraciones y refutaciones.

Entre las diferencias están el ritmo y la conducción de las reuniones, si Grecia necesita aprobar más leyes antes de un acuerdo, la reapertura de la bolsa de Atenas y las actividades del ex ministro de Finanzas Yanis Varoufakis, que sigue acumulando descalificaciones contra los acreedores en su blog.

Las dos partes no fueron capaces siquiera de acordar cuándo comienzan los encuentros.

Un funcionario del Ministerio de Finanzas heleno dijo que los líderes de las delegaciones de la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional llegarán el miércoles para discutir un tercer programa de rescate que mantenga a Grecia dentro de la zona euro.

Las negociaciones técnicas podrían estar concluidas para el viernes, con discusiones de "seguimiento" durante el fin de semana bajo circunstancias excepcionales, agregó.

"Ambas partes quieren alcanzar un acuerdo lo antes posible", aseguró el funcionario.

Desde la Comisión Europea se rechazó el calendario, afirmando que los jefes de la misión europea están ya sobre el terreno y que las reuniones comenzaron el lunes.

Además, dejaron claro que los acreedores no se apresurarán para lograr un acuerdo rápido sin tener los compromisos de reforma detallados por escrito.

La portavoz de la Comisión, Mina Andreeva, indicó que "no hay un plazo fijado" para la conclusión de un memorando de entendimiento, y que si todas las partes mantienen los compromisos contraidos en la cumbre europea del 13 de julio, "es posible un acuerdo para la segunda quincena de agosto". (Escrito por Paul Taylor; editado en español por Carlos Serrano)