Dudas sobre cómo mantener a la banca griega en los próximos meses

domingo 26 de julio de 2015 12:45 CEST
 

Por John O'Donnell y Lefteris Papadimas y Francesco Canepa

FRÁNCFORT/ ATENAS, 26 jul (Reuters) - Los bancos griegos se preparan para mantener amplios controles de efectivo durante meses, hasta que el dinero fresco llegue de Europa y con ello, una profunda reestructuración, creen las autoridades.

La rehabilitación de los bancos del país plantea una pregunta difícil: ¿Debería la zona euro tomar una participación en los prestamistas, primero pidiendo a los tenedores de bonos e incluso a grandes depositantes que asuman pérdidas, o debería la factura de la reestructuración bancaria pasarse a la montaña de deuda de Grecia?

Responder a esto podría demorar un acuerdo sobre un tercer rescate a Grecia que los negociadores quieren cerrar en semanas.

Cuánto más se tarde, más crítica será la situación de los bancos, pues el límite semanal de retiradas de 420 euros ahoga a la economía y afecta a la capacidad para devolver préstamos.

"Los bancos están profundamente congelados pero la economía está debilitándose", dijo un responsable oficial, señalado que hay un aumento de los préstamos que no se están devolviendo.

Esta congelación de efectivo no parece que vaya a terminar pronto, aunque puede que el control de capitales se suavice ligeramente, tal como ocurrió el viernes con las restricciones para transferencias extranjeras de empresas.

"En última instancia, sólo puedes levantar el control de capitales cuando los bancos estén suficientemente capitalizados", dijo Jens Weidmann, presidente del Bundesbank alemán, que empujó al Banco Central Europeo (BCE) a dar marcha atrás a la financiación bancaria, dando lugar a su cierre de tres semanas.

El debate está interrelacionado con una disputa sobre las reformas, sobre la soberanía griega frente a los controles europeos y sobre si el país puede recuperarse con niveles históricos de deuda que han alcanzado los 300.000 millones de euros, cantidad mucho más grande que su economía.   Continuación...