Bancos griegos están listos para reabrir el lunes; se prevén largas filas

domingo 19 de julio de 2015 17:35 CEST
 

Por Lefteris Papadimas

ATENAS, 19 jul (Reuters) - Los bancos griegos prevén largas colas, pero no grandes problemas cuando vuelvan a abrir sus puertas el lunes por primera vez en tres semanas, aunque las retiradas de efectivo aún estarán limitadas y los controles de capital permanecerán, dijeron el domingo altas fuentes bancarias.

La cautelosa reapertura de bancos y un aumento del impuesto al valor agregado (IVA) sobre alimentos en restaurantes y al transporte público a partir del lunes tiene como objetivo restaurar la confianza dentro y fuera de Grecia tras lograr un acuerdo para negociar un nuevo rescate y evitar que el país cayera en bancarrota.

El aumento del forma parte de las medidas exigidas por los acreedores, muchos de los cuales han manifestado dudas de que el Gobierno griego cumpla con sus promesas.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, está tratando de dar vuelta a la página después de que los términos de un rescate que él aceptó con renuencia provocara una rebelión en su partido de izquierda Syriza.

El viernes, Tsipras reemplazó a los rebeldes de su partido con un cambio del gabinete y busca ahora un rápido inicio de las negociaciones sobre el acuerdo de rescate con sus socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de la convocatoria de nuevas elecciones, que según el ministro del Interior, Nikos Voutsis, tendrían lugar en septiembre u octubre.

El Gobierno emitió el sábado un decreto ordenando a los bancos que reabrieran sus puertas el lunes, después de que las cerraran el 29 de junio.

La jefa de la asociación de bancos griegos, Louka Katseli, llamó a los griegos a colocar su dinero de nuevo en las cuentas bancarias. Los griegos ahora podrán sacar 420 euros a la semana en vez de sólo 60 euros al día.

"Mañana, cuando los bancos vuelvan a abrir y se restaure la normalidad, ayudemos todos a nuestra economía", declaró Katseli el domingo al canal de televisión Skai.   Continuación...