RESUMEN-Grecia considera imponer controles de capital y cerrar bancos el lunes

domingo 28 de junio de 2015 17:14 CEST
 

Por George Georgiopoulos y John O'Donnell

ATENAS/FRÁNCFORT, 28 jun (Reuters) - Grecia dijo que podría imponer controles de capital y mantener a sus bancos cerrados el lunes después de que sus acreedores rechazaran extender el programa de rescate del país y los ciudadanos se apresuraron a retirar sus depósitos, llevando la disputa entre Atenas y la zona euro a un nuevo nivel de riesgo.

Las entidades financieras griegas, que se han mantenido a flote a través de la financiación de emergencia del banco central, están en la línea de fuego en caso de que Atenas caiga el martes en moratoria por una deuda de 1.600 millones de euros con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Banco Central Europeo (BCE) dijo que no elevaría el nivel del financiación de emergencia, sumando presión sobre los bancos griegos que han estado sobreviviendo en las últimas semanas gracias a los frecuentes incrementos de los fondos del mecanismo ELA.

En medio de la agitación política en Grecia, donde una clara mayoría desea permanecer en la zona euro, los próximos días supondrán un enorme desafío a la integridad del bloque monetario de 16 años.

"Este es un asunto que tendremos que discutir durante la noche con las autoridades apropiadas, tanto en Grecia como en Fráncfort", dijo el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, respecto a la implementación de controles de capital y al cierre de bancos, en declaraciones a la Radio BBC.

El Ministerio de Finanzas en Atenas emitió más tarde un comunicado indicando que el Gobierno no tenía preferencia por los controles de capital, que no son consistentes con la unión monetaria.

El Gobierno de izquierdista de Grecia, liderado por el partido Syriza, había estado negociando la liberación de los fondos a tiempo para pagar al FMI. Pero sorprendentemente, en las primeras horas del sábado, el primer ministro Alexis Tsipras pidió un tiempo adicional para permitir a los griegos votar en un referéndum sobre los términos del acuerdo con la zona euro.

Los acreedores rechazaron de plano la solicitud, dejando pocas alternativas a Grecia más allá de la suspensión de pagos, un evento que agudizará la presión sobre el sistema bancario del país.   Continuación...