El regulador belga en asuntos de privacidad lleva a Facebook a los tribunales

lunes 15 de junio de 2015 18:00 CEST
 

BRUSELAS, 15 jun (Reuters) - La institución reguladora de la privacidad en Bélgica ha emprendido acciones legales contra Facebook, acusando a la red social de registrar los movimientos de los usuarios en la página web e incluso de monitorizar las actividades de quienes no tienen ninguna cuenta en la red.

La comisión de privacidad -un órgano independiente que trabaja junto a sus homólogos de Alemania, Países Bajos, Francia y España-, acusó a Facebook el pasado mes de vulnerar las leyes europeas de privacidad, después de investigar sobre las prácticas del gigante estadounidense de internet.

"No obtuvimos respuestas satisfactorias, así que este era el siguiente paso", dijo un portavoz de la Comisión para la Protección de la Privacidad (CPP).

La Comisión ha pedido al tribunal, que se reunirá el jueves, que emita una orden para impedir de inmediato que Facebook pueda monitorizar las actividades de aquellas personas que no sean usuarios de la red social, lo que la compañía puede hacer por medio de 'plug-ins' o 'cookies'.

Se trata de la última de una serie de desafíos regulatorios por toda la Unión Europea a las empresas tecnológicas estadounidenses, desde el servicio de taxis de reciente creación Uber a firmas consolidadas como Amazon y Google.

Facebook dijo que estaba sorprendida y decepcionada porque la CPP se había citado con sus representantes el viernes, y poco después tomaron la decisión "teatral" de llevar a la empresa a los tribunales el día anterior.

Dijo que confiaban en que se trataba de un caso sin fundamento, pero que estaban contentos por poder aclarar las preocupaciones mediante el diálogo con su regulador, la Comisión de Protección de Datos irlandesa.

Facebook ha descrito en anteriores ocasiones a las 'cookies' como un estándar de la industria, y ha dicho que los usuarios tienen derecho a desactivarlas.

Facebook dice que sólo está sujeto a la ley irlandesa, el lugar donde está su sede europea, aunque algunos miembros de la UE han acusado a Dublín de ser blando con las empresas multinacionales que ha atraído a su país, ya sea en materia de protección de datos o del impuesto de sociedades. (Información de Philip Blenkinsop y Julia Fioretti; Traducido por Gabriel Sánchez en Madrid)