Regulador datos francés presiona a Google para un correcto "derecho al olvido"

viernes 12 de junio de 2015 14:46 CEST
 

PARÍS, 12 jun (Reuters) - Google debe borrar los resultados de búsqueda en todo el mundo al cumplir con las peticiones de usuarios de ser "olvidado", en lugar de hacerlo sólo en las versiones europeas de su web, dijo el viernes el regulador de protección de datos de Francia.

El regulador (CNIL, por sus siglas en francés) dijo en un comunicado que si Google no cumple el plazo de 15 días, se puede poner en marcha un proceso que supondría sanciones, aumentando la presión sobre el gigante estadounidense tras un histórico fallo jurídico europeo.

En mayo del año pasado, el Tribunal Europeo de Justicia dictaminó que los residentes europeos pueden pedir a los motores de búsqueda que eliminen los resultados en los que aparezca su nombre en el caso de que estuvieran desfasados, fueran irrelevantes o tuviera contenido incendiario -el llamado derecho al olvido-.

Desde entonces, Google y otros motores de búsqueda como Bing, propiedad de Microsoft, y Yahoo han comenzado a conceder solicitudes de supresión cuando se cumplen ciertos criterios.

Pero ha habido mucho debate sobre su implementación, en especial sobre la decisión de Google de eliminar únicamente los resultados de los portales europeos, provocando recursos a reguladores locales.

La compañía mantiene que sólo debe aplicarse el fallo en sus dominios europeos, como Google.fr en Francia y Google.de en Alemania.

Pero organismos de control de protección de datos de la UE, expertos legales y la exministro de Justicia alemana Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, que ha asesorado a Google sobre privacidad tras la sentencia europea, piensan que debe ser global.

"De acuerdo con el veredicto (del Tribunal Europeo de Justicia), el CNIL considera que para ser efectiva, la supresión de la lista debe llevarse a cabo en todas las extensiones del motor de búsqueda y que el servicio ofrecido por Google Search puede constituir un proceso independiente", dijo el CNIL.

Francia es el primer país en abrir una potencial sanción contra Google si no cambia su posición. Pero la capacidad del CNIL es limitada, ya que sólo puede imponer multas de hasta 150.000 euros.

Un portavoz de Google dijo que la compañía había estado cooperando estrechamente con las autoridades de protección de datos y estaba intentando encontrar el equilibrio en aplicación de la decisión del Tribunal Europeo de Justicia.

"El fallo se centra en los servicios dirigidos a usuarios europeos, y esa es la aproximación con la que estamos hablando para su cumplimiento", dijo el portavoz. (Información de Leila Abboud y Julia Fioretti; traducido por Víctor Nauzet Hernández)